El Baloncesto Valladolid se presenta en sociedad

Los integrantes de la plantilla morada, junto con los técnicos, posaron este lunes ante los medios para hacerse las pertinentes fotos de rigor de la temporada 2014/2015.

Ya casi ha llegado, ya está aquí. Parecía que nunca iba a hacerlo, después de tantos y tantos detalles de planificación económica y deportiva, pero finalmente la Liga comienza para el Baloncesto Valladolid este viernes ante el Peñas Huesca. Antes, era el turno de presentarse en sociedad ante los medios, la típica foto de posado con toda la plantilla y cuerpo técnico al completo.

 

Así, entre risas y chistes, los jugadores se fueron reuniendo en el Pabellón Pisuerga para el correspondiente retrato. Sonseca y Pino bromeaban por un lado, Montañez dialogaba por Porfi algo más serio, mientras Abdoulaye se dedicaba a lanzar tiros libres en solitario. Era el momento de tomar la instantánea, una fotografía que, quién sabe, quizá pueda decirse dentro de unos meses que retrata a la plantilla que ha conseguido devolver a Valladolid a la ACB.

 

LISTOS PARA COMPETIR

 

Quiso valorar el entrenador, Porfi Fisac, el trabajo realizado hasta el momento de manera positiva, ya con el primer test importante a apenas unos días. “Tenemos un equipo con las ideas claras, la gente importante va asumiendo su papel”, comenzó, tras la actuación de este pasado fin de semana en la Copa Castilla y León, donde el equipo quedó tercero.

 

“Lo único, que hemos estado fallones en línea de tres y algo mejor en los tiros libres. Astilleros y Jonathan a ver qué nos pueden dar, porque la liga comienza y los regalos se acabaron. Hemos dado dos pasos de identidad, sobre todo ante Breogán y Burgos, y espero que estemos preparados para que esa presión de cambiar pretemporada por liga se quede en nada y sigamos siendo competitivos”, explicó el técnico.

 

 

Fisac también trató el eterno dilema de Rakocevic, un quiste en forma de papeles que no llegan que parece lejos de extirparse. “Le he dicho que no haga ninguna locura de salir del país para venir a Valladolid, que vamos a tener paciencia y le vamos a esperar”, explicó. El entrenador reconoció que “habla todos los días con él” y que “el chico está muy nervioso”, y es que lo bueno en el Pabellón Pisuerga ya está a punto de empezar.

 

Por su parte, Sergi Pino, uno de los que más problemas ha tenido en la pretemporada con las lesiones, se mostró preparado para comenzar la competición con buen pie. Me he sentido algo mejor en la Copa, pero aún me duele un poquito”, comenzó el alero, que sufrió un percance que terminó con ocho puntos en la mano que le han impedido estar a tope desde hace días.

 

“A ver si este fin de semana me encuentro un poco mejor y damos caña en Huesca. Para entonces espero rendir ya al 100%. Cuando jugamos contra Burgos estuvimos ahí hasta el final a pesar de los muchos problemas que tuvimos, se puede decir que nos sentimos bien. Para Huesca vamos lo suficientemente entrenados como para comenzar ganando, vamos a por ello”, concluyó el jugador, con una sonrisa pícara en la cara. El viernes, primera piedra de toque.

La plantilla del Baloncesto Valladolid posa ante los medios. JUAN POSTIGO