El Baloncesto Valladolid apuesta por seguir compitiendo

TRIBUNA

Guille Rubio y Nikola Rakocevic han comparecido esta mañana ante los medios de comunicación y se han mostrado positivos de cara a los siguientes partidos.

Tras la victoria del pasado domingo ante el IF Clínicas Rincón tocaba hacer balance del encuentro. El primero en tomar la palabra fue Rakocevic, quien comentó que su adaptación al equipo está yendo “bien”. Sin embargo, no está del todo satisfecho con su rendimiento personal: “individualmente no estoy muy contento, creo que puedo aportar muchas más cosas, pero poco a poco, llevo solo dos partidos”.

 

Con lo que sí estaba satisfecho y contento es con el arranque liguero del MyWiGo Valladolid, que en tres jornadas ha cosechado tres triunfos: “no hemos podido empezar mejor, pero la última victoria al principio nos costó un poco. La segunda parte estuvimos todo el rato por encima en el marcador y al final, en los últimos minutos, tuvimos controlado el partido, pero con un par de tiros libres fallados lo complicamos un poco; ellos tenían un tiro para ganar, no entró y la victoria se quedó en casa” revivió el escolta en referencia a los últimos siete segundos de choque en los que Richi Guillén no acertó en su tiro.

 

Del encuentro, también comentó que “fue bastante duro” porque los jugadores rivales “presionan todo el campo durante los cuarenta minutos, juegan rápido, corren mucho…” por eso la idea era procurar un ritmo de partido no tan alto, indicó Rakocevic.

 

Por su parte, Guille Rubio, que fue el más valorado del MyWiGo Valladolid en su debut con el equipo el domingo, señaló que “fue un buen partido donde lo individual salió bastante bien”, al igual que “en lo colectivo, porque fuimos capaces de ganar un partido que fue bastante trabado”.

 

El motivo de su gran actuación en su primer partido en Pisuerga indica que se debió al hecho de estar en el lugar apropiado en el momento justo: “surgió sin más, fue el estar ahí”, aunque el interior también se acuerda del gran trabajo y ayuda de sus compañeros: “sobre todo Uriz, que estuvo jugando bien el bloqueo directo y pasando muy bien, al igual que al final del partido fue Román el que metió los puntos decisivos”.

 

En una valoración del partido, Rubio reconoce que “al principio estuvimos bastante desacertados, con muchas imprecisiones, y ellos estuvieron metiendo mucho desde fuera; a partir del momento en que el equipo fue más consistente atrás y más duro, fue capaz de remontar y  de estar en el partido”.

 

Preguntado por si el ser calificado como jugador ACB le genera más presión, respondió: “no es ninguna presión. Yo lo que quería era competir. No tener la cabeza puesta en si llega un equipo ACB rápidamente, sino pensar en estar aquí, estar concentrado y hacer lo máximo por el equipo. Y si tengo la oportunidad de salir a algún equipo ACB, pues la cogeré, y, si no, pues a seguir aquí en Valladolid y a aprovecharlo, como dije el primer día”.

 

Guille Rubio también se mostró comprensivo con el ambiente que se vive en el Polideportivo Pisuerga: “supongo que es complicado después de los últimos años en los que el equipo no ha estado del todo bien, pero creo que ahora, con el hecho de que el equipo esté arriba y vaya ganando, hará que venga más gente y que la gente se vuelva a reenganchar con el Baloncesto Valladolid”