El Ayuntamiento usará los 16,5 millones de remanente de 2013 en inversiones en barrios y huertos ecológicos

BORIS GARCÍA

Francisco Javier León de la Riva y Alfredo Blanco dicen que gracias a la nueva Ley podrán dedicar parte del superávit a inversiones, aunque probablemente una parte se destine a amortización de deuda.

El Ayuntamiento utilizará parte de los 16,5 millones de remanente del presupuesto 2014 a inversiones en barrios y el acondicionamiento de cuatro huertos ecológicos en la ciudad. Así lo ha adelantado esta mañana el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, en una rueda de prensa donde ha presentado la liquidación de las Cuentas del pasado año.

 

Con la nueva Ley de Estabilidad Presupuestaria y dado que el Ayuntamiento cumple una serie de condicionantes, según el propio alcalde, se podrá utilizar el superávit en una serie de inversiones adicionales que la normativa califica de “financieramente sostenible”. No obstante, ni el alcalde, ni el concejal de Hacienda, Alfredo Blanco han querido establecer qué porcentaje utilizarán para nuevos proyectos y qué cantidad destinará a amortización de deuda.

 

León de la Riva avisa que estas inversiones atenderán con "moderación” la petición de los barrios, pero que en ningún caso se acometerá grandes proyectos, pues primará el “reparto distributivo” entre todos ellos. Además del ya citado remanente de tesorería para gastos generales (16.458.679,62 euros), el regidor ha destacado algunos otros datos concretos como el del resultado presupuestario ajustado (17.206.789,17 euros) que “indica que los ingresos han sido suficientes para financiar todas las actividades municipales”.

 

Asimismo, el ahorro neto en 2013 fue de 42,4 millones de euros, que es el indicador que representa el exceso de ingresos con los que se han financiado inversiones, mientras que la capacidad de financiación (29,2 millones de euros), que supone el superávit presupuestario. Para el alcalde todas estas cifras son el resultante de una “buena gestión”  que se resume en que "gastamos menos de lo que ingresamos, y no al revés que es lo que han hecho muchas administraciones que ahora están al borde de la quiebra”.

 

León de la Riva ha destacado que el gasto corriente se redujo en más de nueve millones de euros el pasado año y estima que en 2014 y 2015 el ahorro alcanzará los 14 millones de euros. En el capítulo de endeudamiento, por enésima vez, el regidor aseguró que la deuda se ha reducido desde finales de 2010 en 70 millones de euros. Por último, el nivel de ejecución presupuestario es en opinión del alcalde “muy alto”, tanto en ingresos previstos (97,16%), como en gastos ejecutados (91,95%).

 

Javier León de la Riva, escoltado por su edil de Hacienda Alfredo Blanco, presumió de que el pago a proveedores se establece en el plazo legal de 30 días, “sin necesidad de acogerse a ningún plan gubernamental” y recordó que para 2014 se han congelado todos los tributos, antes de volver a repetir que respecto a las tasas,  los ciudadanos de 47 capitales de provincia pagan más que los vallisoletanos. En este sentido, facilitó un dato “concluyente”: Cada ciudadano de Valladolid paga anualmente 406 euros en impuestos, mientras que la media nacional se sitúa en 530 euros.