El Ayuntamiento sigue el ritmo “que requiere la Fiscalía” para el caso del jefe de Mantenimiento

La concejal del Ayuntamiento de Valladolid, Mercedes Cantalapiedra. BORIS GARCÍA

Así respondió la concejal Mercedes Cantalapiedra al ser preguntada por el hecho de que el PSOE haya ampliado la denuncia de la semana pasada con nuevos datos y parezca llevar la iniciativa.

“No es que desde el PP estemos tardando, simplemente estamos actuando en función de lo que nos requiere la Fiscalía”. Así se defendía la concejal del Ayuntamiento de Valladolid, Mercedes Cantalapiedra, al ser preguntada por el hecho de que el PSOE haya ampliado este martes la denuncia del caso del jefe de Mantenimiento Luis Alberto Samaniego con nuevos datos, de manera que parece que el grupo socialista lleva la iniciativa por delante del PP para este caso.

 

Cabe recordar que las acusaciones contra Samaniego –quien según ha hecho público el presidente del PSOE en Valladolid Óscar Puente, habría firmado hasta 1.293 contratos menores con valor de once millones en obras y servicios del Ayuntamiento, en favor de empresas de familiares-, van por duplicado.

 

Es decir, por un lado está la denuncia de los socialistas y por otro la del propio Ayuntamiento, quien también llevó a la Fiscalía el caso cuando tuvo constancia de ello. De esta manera, ahora mismo hay dos investigaciones paralelas, la que realiza el PSOE por su cuenta en torno al nombrado jefe de Mantenimiento y la del Ayuntamiento llevada por el PP, “que sigue el ritmo que marca la Fiscalía”.

 

“Justo hemos recibido un documento en el que se da traslado al juzgado de instrucción correspondiente para que siga investigando los hechos”, continuó explicando la concejal a los medios.

 

“Ocurre que el PSOE se ha erigido como investigador, juez y se está excediendo de los términos lógicos de un procedimiento así, que es grave, es cierto, pero simplemente se trata de un funcionario, un hecho puntual. Puente habla de corrupción municipal, y solo se trata de un funcionario que se ha excedido en sus funciones”, siguió, antes de asegurar que desde el Ayuntamiento se desconoce la cifra exacta que podría haber firmado en contratos Samaniego, pero que sería perfectamente asequible que haya sobrepasado los 11 millones que indica el Grupo Socialista.

 

LOCAL MUNICIPAL

 

En plena investigación de este caso, Izquierda Unida también tomó cartas en el asunto, aseverando que una empresa vinculada a Samaniego ocupaba un local propiedad del Ayuntamiento en el Barrio Belén, más concretamente en la calle Villancico, a lo que desde el Consistorio se puso la replica indicando que no es un local propiamente del Ayuntamiento, sino de la Junta.

 

“Antes de disparar hay que saber a dónde”, arrancó Cantalapiedra. “Ese local no es de propiedad municipal. Este se cedió de la Junta al Ayuntamiento y así aparece en el catastro y en el registro de la propiedad. No se si es algo indebido o no, pero el Ayuntamiento no es responsable”.

 

A la pregunta de hasta dónde podría llegar esta trama de Samaniego, la concejal simplemente respondió que se “se está trabajando en ello”. “Todavía no se sabe hasta qué punto había empresas ficticias o contratos inflados, si bien es cierto que cada vez hay más”, concluyó.

Noticias relacionadas