El Ayuntamiento se desvincula y delega el histórico Trofeo taurino de San Pedro Regalado

El anterior alcalde, Javier León de la Riva, entrega un premio San Pedro Regalado a Morante de la Puebla. TRIBUNA

Se ultiman gestiones para que sea una empresa privada, ligada al mundo taurino o a los medios de comunicación, la que organice el Trofeo e incluso pueda realizar la aportación económica que hasta ahora asumía el Consistorio en este premio con 63 años de vida.

Queda confirmado. El Ayuntamiento de Valladolid  no tutelará ni convocará más el Trofeo Taurino taurino San Pedro Regalado, con una historia de 63 ediciones detrás. El nuevo equipo de Gobierno no quiere que se suspenda esta convocatoria, pero tampoco asumir su organización e incluso la presidencia del jurado, como había sido hasta ahora. 

 

La cuestión es que se ha dado otro paso más en esta separación estos últimos días, de manera que el Trofeo taurino de San Pedro Regalado, que se entrega todos los años al autor de la mejor faena o al mejor varilarguero, entre otros, ya no será responsabilidad del Ayuntamiento de Valladolid.

 

Hasta ahora era la Casa Consistorial la que sufragaba la entrega de este galardón, mientras que para la próxima edición ni siquiera está presupuestado. ¿Y quién se hará cargo de ello? Precisamente se está trabajando para que sea una empresa privada vinculada al mundo del toreo o a los medios de comunicación quien asuma la organización y hacer entrega de los premios, aunque la situación está todavía muy pendiente de resolverse. Incluso podría plantearse que el Ayuntamiento asumiera algún tipo de ayuda económica para garantizar su pervivencia, pero siempre desde fuera de su ámbito.

 

Óscar Puente ya ha asegurado que no será él quien esté en un burladero en la Plaza de Toros de Valladolid y tampoco será él quien entregue el Trofeo, algo que hacía todos los años pasados Javier León de la Riva.

 

La duda ahora mismo es si el Ayuntamiento podrá gestionar y encontrar a la empresa adecuada cuanto antes, con la que deshacerse de un tema que, en cierto modo, se ha vuelto espinoso porque hasta ahora siempre se había llevado desde la Casa Consistorial. El Ayuntamiento argumenta su posicionamiento en que el carácter del Trofeo debe estar más vinculado a la esfera profesional del mundo del toro. Las negociaciones se están acelerando con los últimos contactos, especialmente con un medio de comunicación de la ciudad, que podría quedarse con la tutela de un premio con 63 años de historia.