El Ayuntamiento retrasa la licencia de derribo y se da dos semanas para salvar el San Juan de la Cruz

El futuro del Colegio San Juan de la Cruz sigue en el aire. ELENA TEJEDOR

La Junta de Gobierno aplazó este miércoles la aprobación del permiso, a la espera de reunirse con la ministra para negociar alternativas y salvar el histórico edificio de Valladolid.

Nueva vuelta de tuerca a la situación del Colegio San Juan de la Cruz de Rondilla, propiedad de la Seguridad Social y en donde esta quiere realizar una nueva sede de Tesorería, mientras que Ayuntamiento de Valladolid y vecinos quieren reutilizarlo como un nuevo espacio de actividades. El Consistorio tenía que haber aprobado este miércoles en Junta de Gobierno la licencia oficial de demolición pero finalmente no lo hizo, un punto que no es ilegal si se trata tan solo de retrasar el trámite unos días.

 

¿Por qué? Pues porque desde la Concejalía de Urbanismo todavía se mantiene la esperanza de mantener una reunión con la ministra de Empleo, Fátima Báñez, tal y como esta se comprometió hace unas semanas para hablar de alternativas al mencionado derribo. De esta manera el Ayuntamiento se da “unas dos semanas” para que se dé este crucial encuentro que, a día de hoy, es la última bala para evitar la demolición.

 

“El objetivo es buscar una solución negociada y acordada con la Seguridad Social, nos hemos dado de plazo una semana o dos”, explicó el alcalde, Óscar Puente, al ser preguntado por el tema. “Queremos ver esas posibilidad de negociación, pero si no se puede, hay que resolverlo favorablemente, nos guste o no”.

 

Una opinión con la que se mostró de acuerdo el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, quien emplazó a la ministra de Empleo en funciones, Fátima Báñez, a una reunión para tratar de encontrar alternativas –“que las hay”, asegura-, algo que lleva pidiendo desde hace semanas.

 

“Se quiere derribar sin un nuevo proyecto, hay una parcela al lado que podría cumplir esos objetivos”, hace ver Saravia, dando a entender que sería tirarlo abajo sin contar con un proyecto atado. “Este retraso no retrasa nada, porque no tienen proyecto nuevo todavía”.

 

Así las cosas, el concejal de Urbanismo remitirá este mismo miércoles cuatro cartas con destinatarios bien marcados, como la propia Junta, la ministra en funciones, a Tomás Burgos –delegado de la Seguridad Social en Valladolid- y a la consejera de la Junta. La idea propuesta en estos escritos es sencilla.

 

“A cincuenta metros hay una parcela de la Junta, podríamos llegar a un acuerdo a tres bandas. Sería una solución muy fácil”, cerró Saravia. Por ahora, el futuro del Colegio San Juan de la Cruz está en el aire, a la espera de que la ministra Báñez pueda dar un nuevo paso.

Noticias relacionadas