El Ayuntamiento prestó ayuda a 289 víctimas de violencia de género durante el 2013

El director provincial de Educación, Agustín Sigüenza, encargado de leer el manifiesto contra la violencia de género, ha destacado la importancia del valor preventivo que la educación tiene en este problema.

Casi un centenar de mujeres víctimas de violencia de género fueron derivadas hacia el programa de información y asesoramiento jurídico entre los meses de enero y septiembre de 2013, dentro del convenio de colaboración suscrito entre la Junta de Castilla y León y el Consejo Autonómico de Colegios y Abogados de la Comunidad.

 

Así lo ha informado esta mañana el alcalde de la ciudad, Javier León de la Riva, durante la celebración del acto institucional del Día Internacional contra la violencia hacia la mujer, en el que también han participado el presidente de la Diputación, Jesús Julio Carnero, el subdelegado del Gobierno, José Antonio Martínez Bermejo y gran parte de la corporación municipal.

 

Asimismo, la casa de acogida municipal ha proporcionado alojamiento y manutención a ocho mujeres y ocho menores. De las 353 familias en las que se medió en los dos puntos de encuentro habilitados para favorecer el cumplimiento de los regímenes de visita entre parejas con hijo, “126 eran entornos tocados por la violencia de género”, ha dicho el alcalde.

 

León de la Riva ha ido desgranando otros datos de interés: desde el centro Albor, se ha llegado a 347 mujeres prostituidas, de las cuales un 57% eran inmigrantes. Por su parte, los equipos de intervención familiar del Servicio de Acción Social del Ayuntamiento han prestado asistencia a 289 víctimas. La Policía Municipal a través de su Servicio de Atención a Víctimas de Violencia Doméstica se personó en un total de quince casos de malos tratos contra mujeres.

 

Durante el acto institucional se ha procedido a la lectura del manifiesto contra la violencia de género, que en esta edición ha recaído en el director provincial de Educación, Agustín Sigüenza, quien ha realizado un alegato de la importancia que la educación tiene en la solución a esta lacra.

 

“Los centros escolares deben contribuir a paliar las secuelas que la violencia de género puede haber producido en el alumnado, e impulsar habilidades de convivencia no violenta para resolver conflictos sociales con eficacia”, ha explicado en su lectura.

 

Sigüenza ha resaltado que en España al menos 700.000 niños han vivido en un estado de violencia de género en su ámbito familiar. “Los seres humanos aprendemos a hacer lo que vemos. Tendemos a reproducir el comportamiento que aprendemos en nuestra infancia y juventud, de ahí la importancia del valor preventivo de la educación escolar sobre la violencia de género”.

 

Desde el pasado 16 de noviembre y bajo el lema ¡Movilízate! Tu silencio ayuda al agresor, la concejalía de Bienestar Social y Familia, está desarrollando una serie de actuaciones encaminadas a sensibilizar a la ciudadanía. Entre ellas destaca la entrega en las panaderías de Valladolid, una bolsa de pan con la publicidad de la campaña de este año.

Noticias relacionadas