El Ayuntamiento mandará “de manera inminente” una inspección municipal al Lope de Vega

El Teatro Lope de Vega se encuentra en estado ruinoso y sin actividad desde hace años. BORIS GARCÍA

El concejal de Urbanismo de Valladolid, Manuel Saravia, asegura que la intención es comprobar la situación del Teatro para rehabilitarlo y utilizarlo. Habrá que negociar con el Banco Ceiss, actual propietario.

La historia viene de largo y es uno de los principales compromisos de Valladolid Toma la Palabra para el presente mandato, como muestra de su apoyo a la cultura local. El Teatro Lope de Vega, en un estado reuinoso en su interior, tendrá pronto la visita de un ‘doctor’ en forma de inspección municipal de Urbanismo, con el objetivo de comprobar su verdadero estado y calibrar así una posible rehabilitación.

 

Y es que el Lope de Vega está ‘enfermo’, y lo está desde que en 2006 lo adquiriera Caja Duero, lo que a día de hoy es, para el caso, el Banco Ceiss, siendo esta el actual propietario. Es justo aquí donde interviene el Ayuntamiento, cuando en 2009, con el ‘popular’ Javier León de la Riva como alcalde y tras un arduo proceso burocrático, se aprobaron las licencias municipales para una posible rehabilitación que a día de hoy todavía no se ha llevado a cabo.

 

“Es otra de las urgencias desde nuestra entrada al Gobierno”, comienza explicando el nuevo concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, de Valladolid Toma la Palabra. “Es uno de los edificios que no es de propiedad pública, así que hay que urgir a la Junta para que presione, aunque el Ayuntamiento también tiene mucho que decir por lo que he visto en muchos de los informes”, incide en sus primeras pesquisas sobre los documentos que hablan del Teatro y que se encuentran en propiedad del Ayuntamiento.

 

Pero estos documentos por ahora son insuficientes, o así lo considera Saravia, que mandará “de manera inmediata” la nombrada inspección municipal desde Urbanismo para ver “cuál es la verdadera situación”. “Las cubiertas, el sótano... Hay muchos elementos críticos y hay que arreglarlos cuanto antes podamos, estos días”, asegura.

 

IMPOSIBILIDAD DE COMPRA

 

A partir de esta intervención de rehabilitación, todavía pendiente de presupuesto, le acompañará unas conversaciones con Ceiss, con la idea de que el Banco ceda su utilización para un uso público. “Recomprarlo como tal es dificilísimo, así que se podría intentar llegar a un acuerdo”, explica el arquitecto. “En el Ayuntamiento tenemos muchos elementos que se pueden hacer valer con entidades financieras”.

 

Es decir, que aprovechando ventajas de este tipo que pudiera ofrecer el Consistorio, se evitaría un desembolso mayor del que ya supondrá la rehabilitación del edificio. “A ver si por esa vía podemos llegar a un acuerdo, todo es hablarlo, aunque lo primero es conseguir que no se deteriore más el edificio, eso es lo más urgente”. Así las cosas el Lope de Vega podría volver a alzar el telón más pronto que tarde.

Noticias relacionadas