El Ayuntamiento insiste en que el año que viene habrá soluciones para el botellón de Moreras

Imagen de la zona de Moreras en Valladolid a la mañana siguiente de un botellón. TRIBUNA

El concejal de Seguridad, Luis Vélez, rechaza la “imposición” y prefiere “concienciar a los jóvenes” con medidas parecidas a la de entrar con solo un vaso de alcohol al pregón, aunque aún no hay nada claro.

“Tenemos que ver los elementos de este año, pero vamos, lo haremos con calma, tenemos todo un año por delante”. Las palabras del concejal de Seguridad del Ayuntamiento de Valladolid, Luis Vélez, dejan muy clara la postura del Consistorio para el botellón que se forma en la zona de Las Moreras todos los años por Fiestas de la ciudad. Hace unos días el alcalde Óscar Puente aseguró que “es evidente que se trata de un tema que hay que abordar”, aunque el Gobierno, con la vista puesta en años venideros, aún no sabe qué medidas tomar al respecto.

 

“Habrá que hacerlo con calma, no depende solo de un área y habrá que abordarlo con seriedad y tranquilidad”, explica Vélez a Tribuna. “Nuestra intención no es ir por la vía de la prohibición ni la imposición, sino por la de la concienciación y la de cambio de hábitos, la de ofrecer otras alternativas. La prohibición solo conduciría al rechazo e incluso a agravar el programa”.

 

Así las cosas, y con todo todavía muy en el aire, está claro que el botellón de Moreras no gusta un pelo en el Ayuntamiento –“el anterior equipo de Gobierno hizo muy poco en este aspecto”, hace ver el concejal de Seguridad-, pero se es consciente de que tampoco se puede cortar de raíz. De esta manera se pensará en medidas para que los jóvenes opten por otras ideas que no sea la de acabar con botellas y alcohol en dicha zona.

 

La pregunta es, ¿se piensa en algo parecido a la medida del último pregón, donde se pretendía que la gente entrara solo con un vaso de alcohol y que, dicho sea de paso, no terminó de funcionar? “Aquello al menos implicó menos alcohol y un mejor comportamiento, aunque hay que saber que las cosas no se cambian de una semana para otra”. Lo de realizar algo parecido en Moreras queda en el aire.

 

Lo cierto es que a día de hoy, noche de Fiestas tras noche de Fiestas, el lugar sigue llenándose de jóvenes que acuden cargados de botellas de manera que a ciertas horas de la noche terminan por producirse incidentes. “Las Fiestas, pese a que haya casos puntuales, están siendo bastante tranquilas”, concluye Vélez, remitiendo al dispositivo policial con agentes de paisano circulando por Moreras estos días.