El Ayuntamiento insiste en la participación ciudadana para el nuevo Plan de Movilidad

De izquierda a derecha, Guillermo Maldonado, Luis Vélez, Óscar Puente y Roberto Riol, este viernes en el Ayuntamiento. A.MINGUEZA

Ante el fiasco del anterior equipo de Gobierno, que dejó a medias la consulta por entrar en campaña electoral, el Consistorio preguntará a los ciudadanos estos meses de octubre y noviembre. El 30 de noviembre se aprobará el nuevo documento.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid ha presentado este viernes el calendario de participación del Plan Integral de Movilidad Urbana, Sostenible y Segura (Pimussva), que se desarrollará durante los meses de septiembre, octubre y noviembre y que también tiene pendiente de concluir la fase recopilación de datos mediante encuestas a ciudadanos, que se finalizarán entre la segunda mitad del mes próximo y la primera semana de octubre.

 

Así lo han explicado este viernes el concejal de Seguridad y Movilidad, Luis Vélez, y el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, que han estado acompañados por el jefe del Centro de Movilidad, Roberto Riol, y por el representante de la consultora Tema Guillermo Maldonado. El regidor vallisoletano ha asegurado que el documento deberá estar listo antes del 30 de noviembre para su aprobación, pues está incluido entre las obras financieramente sostenibles aprobadas por el anterior equipo de Gobierno.

 

Vélez y Puente han explicado que el proyecto de elaboración de este plan, que sustituirá al Plan de Movilidad que entró en vigor en 2005, proviene ya del último mandato del exalcalde 'popular', Francisco Javier León de la Riva, si bien, según el concejal socialista, tras la toma de posesión del nuevo equipo de Gobierno se encontraron un documento que "se podía enriquecer".

 

Así, Vélez ha enfatizado que se le han sumado dos 'eses' al nombre del Plan de Movilidad Urbana, que incorpora los conceptos 'Sostenible' y 'Segura'; mientras que se ha dado un "vuelco total" al programa de participación, pues como ha recalcado el regidor vallisoletano "difícilmente se podría desarrollar una herramienta como ésta si no se basa en la participación ciudadana".

 

De esta manera, se inicia un Plan de Participación cuya primera fase es la aprobación y publicación del mismo, antes de comenzar con la segunda que se divide en varios apartados. Uno de ellos es el desarrollo del trabajo de campo necesario para contar con una "buena base de datos" para diseñar el Plan de Movilidad.

 

Este trabajo de campo ya se había comenzado en el primer trimestre del año, con la previsión de realizar 3.500 encuestas a ciudadanos mayores de cinco años sobre sus hábitos de movilidad, pero como ha explicado el representante de la consultora responsable de los trabajos el resultado "no fue lo suficientemente atractivo ni convincente" pues considera que las personas encuestadas, en muchos casos, "no tenían interés en colaborar con el Ayuntamiento".

 

De hecho, el concejal de Seguridad y Movilidad ha precisado que los encuestados mostraban un "alto nivel de rechazo contra el Ayuntamiento" y opiniones "muy negativas". Por ello, tras haberse realizado buena parte de las encuestas a ciudadanos, desarrollará una nueva tanda de recogida de datos entre el 21 de septiembre y el 16 de octubre con la previsión de realizar cuestionarios a 300 familias -unas 1.000 personas en total-.

 

Además, se recopilarán datos entre usuarios del transporte público, para lo que se prevé hacer encuestas en los autobuses de Auvasa a entre el 15 y el 20 por ciento de los pasajeros -entre 5.000 y 10.000 personas-; así como en puntos "intermodales" como la Estación de Autobuses de la ciudad. Para ello, ha precisado el jefe del Centro de Movilidad, se solicitará el permiso a la Junta de Castilla y León, titular de la terminal situada en la calle Puente Colgante.

 

En las encuestas, que se realizan entre los martes y los viernes a todos los miembros de un domicilio que tengan más de 5 años de edad, se pregunta por los desplazamientos que han hecho durante el día anterior. Así, se cuestiona sobre el origen y el destino, el motivo, el modo de transporte utilizado y por qué se ha elegido, el coste y los problemas de seguridad vial que hayan podido sufrir.

 

Ante este proceso, el alcalde de Valladolid ha querido lanzar una petición a los ciudadanos para que participen tanto en las encuestas como a las asociaciones y grupos de interés en los foros que se celebrarán, pues ha incidido en que pueden aportar para el diseño de "una ciudad pensada para dentro de unos años". "Es una oportunidad para hacer la ciudad que queremos", ha enfatizado Puente.

 

UNOS 700.000 DESPLAZAMIENTOS AL DÍA

 

Según las estimaciones de la empresa de consultoría en base a las encuestas ya realizadas, la cifra total de desplazamientos diarios de los vallisoletanos en 2015 estaría en torno a los 700.000, lo que supondría un descenso con respecto al dato del último estudio, realizado en 2001 para el Plan de Movilidad aún vigente, cuando la cifra ascendía a 880.000. En esta caída influiría tanto el descenso de la población, como una reducción de la media de desplazamientos por persona.

 

Según los datos de 2001, el 53,3% de los vallisoletanos se desplazaba a pie, el 29% en vehículo privado, el 12% en transporte colectivo y el resto (aproximadamente un 5,5%) en otros medios.

 

De forma paralela a la recogida de datos, se iniciará la recopilación de información asociaciones y grupos de interés, mediante la celebración de foros y encuentros. El primero de ellos se desarrollará el 16 de septiembre centrado en la recuperación del espacio y la seguridad vial.

 

 

La tercera parte de la segunda fase corresponde a la implantación de la página web del Pimussva, donde se incorporará la información de forma progresiva. Según Luis Vélez también se difundirá el Plan de Participación mediante carteles por la ciudad, en las Redes Sociales y se intentará incidir en las personas mayores que no tienen tan fácil el acceso a medios electrónicos.

 

Todo ello, según ha recalcado Óscar Puente, deberá permitir que antes del 30 de noviembre esté elaborado el documento del Pimussva para su aprobación en el Pleno Municipal. La "premura", según el regidor, responde a que el proyecto está vinculado a la financiación de los trabajos financieramente sostenibles para 2015.