El Ayuntamiento entrega los premios del III concurso escolar de dibujo On-line 'Consumo responsable'

El Salón de Recepciones de la Casa Consistorial ha acogido esta mañana la entrega de premios del III Concurso Escolar de Dibujo On-line ‘Consumo responsable’, al que han concurrido un total de 308 trabajos presentados por estudiantes de los ciclos de tercero de Primaria y primero de ESO, cifra que supone doscientos trabajos más que en la pasada edición.

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, junto al concejal de Desarrollo Sostenible, Jesús Enríquez Tauler, ha presidido esta entrega, en la que ha destacado la importancia de la convocatoria entre las generaciones más jóvenes para fomentar “un consumo responsable que contribuye al desarrollo sostenible y a la utilización razonable de los recursos”.

 

Tras agradecer a los escolares su participación en el concurso, el alcalde también se ha referido al esfuerzo y dedicación de los responsables de los centros educativos para sensibilizar a los niños en esta materia, y ha resaltado la calidad de las obras presentadas, “lo que ha hecho más difícil si cabe el fallo del jurado”.

 

2.800 EUROS EN PREMIOS

 

La dotación económica destinada a premios suma 2.800 euros, de los que cuatrocientos son para los alumnos clasificados en primer lugar, doscientos para los clasificados en segunda posición y cien euros para los terceros. Los premios son canjeables por vales habilitados al efecto en cuatro establecimientos de la ciudad: Justo Muñoz / 50 Yardas, Casa del Libro, Delio Guerro y Deportes Chema, que colaboran en la organización.

 

Las obras premiadas pueden consultarse en la página web http://www.omicvalladolid.es . Asimismo es oportuno señalar que los centros escolares donde cursan sus estudios los alumnos galardonados reciben la misma cuantía económica. 

  

El alcalde ha explicado que en la valoración de los trabajos premiados se ha tenido en cuenta, de forma especial, los contenidos encaminados a alertar sobre el consumo excesivo, sus perjuicios, la solidaridad y las posibilidades de vivir y divertirse “sin caer en estos comportamientos. Sin duda alguna, son actuaciones imprescindibles para concienciar a las generaciones futuras sobre nuestro compromiso con el planeta”.