El Ayuntamiento de Valladolid se une al accionariado de Iberaval

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, y el presidente de Iberaval, José Rolando Álvarez. BORIS GARCÍA

Sociedad y Consistorio han presentado un acuerdo por el que se concederán hasta seis millones de euros en préstamos a emprendedores de la ciudad que tengan un proyecto viable.

Los pequeños y medianos emprendedores de Valladolid están de enhorabuena gracias al acuerdo alcanzado por el Ayuntamiento de la ciudad e Iberaval, que supondrá una inversión de seis millones de euros para préstamos, cada uno con un importe máximo de 600.000 y que se podrán devolver hasta en quince años. De esta manera, el Consistorio se convierte en el tercero –junto al de Palencia y Soria- que se une al accionariado de Iberaval, cosa que ya había hecho en su día la Diputación.

 

Aquellas personas que quieran acceder a dichos préstamos, que contarán también con un periodo de carencia de veinticuatro meses, deberán registrar las solicitudes en la delegación de Iberaval en la calle de la Estación o en la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico en la calle Vega Sicilia, según han informado fuentes municipales en la presentación del acuerdo.

 

Así, el alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, y el presidente de la sociedad, José Rolando Álvarez, han echado la pertinente firma este jueves en el salón de recepciones. “El crédito se va recuperando y es una forma de animar a invertir a todos los empresarios. Es el momento de volver a hacerlo”, ha explicado Rolando. La tasa de interés oscilará “entre el 3 y el 3’5%”, explicó.

 

Fue entonces cuando el presidente pasó a desglosar el programa de préstamos se dividirá en dos; el llamado ‘Emprendedor vallisoletano’, para aquellas empresas de un máximo de dos años, y la ‘Consolidación empresarial’, para las que busquen un crecimiento o consolidación de su negocio.

 

Así, el Consistorio aportará siempre un máximo de 2.000 euros por proyecto seleccionado y un mínimo de 500 euros, para los primeros 200.000 euros de préstamo. Para alcanzar los 600.000 euros a los que puede llegar cada empresa, se deberán recurrir a las ayudas que ofrece la Sociedad de Garantía Recíproca o bien a las líneas que convoca la Junta, que se pueden solicitar a partir del 1 de enero.

 

Por último, José Rolando quiso destacar que la mayoría de empresas que solicitan este tipo de préstamos suelen pedir de media 93.000 euros a devolver en ocho años, por lo que incidió una vez más en la “necesidad inversora” de la ciudad de Valladolid, ya que Iberaval mantiene a “cerca de 2.000 empresas” y ayuda a la existencia de “unos 17.000 empleos”.