El Ayuntamiento de Valladolid se suma a “La Liga Peque Recicladores”

El Ayuntamiento de Valladolid se suma a la “Liga Peque Recicladores”, que fomenta el reciclado de vidrio entre los más pequeños y que organizan Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio.


 

Las concejalas de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez, y Educación, Infancia e Igualdad, Victoria Soto, presentaron la campaña junto al consejero de Fomento de la Junta, Juan Carlos Suárez Quiñones, y los responsables de Ecovidrio en la Plaza Mayor.

 

Durante los tres meses que dura la campaña, todos los colegios que se inscriban a través de la web www.pequerecicladores.com y con un máximo de 190 centros escolares por riguroso orden de inscripción, participarán en una liga para conocer al mejor colegio reciclado de envases de vidrio de la región. En la actualidad son 112 los colegios inscritos.

 

Una campaña que premia el esfuerzo de los escolares

 

La campaña “La Liga Peque Recicladores” supone un reconocimiento al esfuerzo de todos los escolares y familias que, durante los meses de marzo a mayo de 2017, consigan reciclar más envases de vidrio que el resto. Para ello se instalará un contenedor vinilado con el motivo de la campaña, en las proximidades de cada uno de los centros escolares participantes.

 

El desarrollo de la competición se puede ir siguiendo a través de un microsite creado para la ocasión, www.pequerecicladores.com, donde están disponibles todos los datos actualizados, así como información relativa a las acciones que se llevan a cabo dentro de la campaña.

 

Además del ganador final, existirán ganadores mensuales, premiando a los tres primeros centros escolares del mes de marzo y abril de 2017, que serán obsequiados con mini iglús de Ecovidrio y dotaciones económicas por valor de 600 euros en material deportivo para los centros.

 

Beneficios para el medio ambiente

 

Ecovidrio garantiza que el 100% del vidrio que se recupera en los contenedores es reciclado para fabricar nuevos envases de vidrio y lograr múltiples beneficios para el medio ambiente y la sociedad.

 

Con un gesto tan sencillo como el de separar las botellas, botellines, tarros y frascos usados para depositarlos después en los contenedores, se reduce el consumo de energía, se ahorran materias primas y se disminuyen los vertederos y la contaminación del aire.

 

Los contenedores de vidrio situados en las calles sirven para recoger únicamente los envases de vidrio: botellas, botellines, tarros y frascos que se consumen en los hogares y en el sector de la hostelería, la restauración y el catering. Hay otros materiales como la cerámica u otros tipos de vidrio (platos, vasos, cristales de ventanas, etc.), que al tener una composición distinta a la del vidrio de los envases, deben ser depositados en los puntos limpios de los pueblos y ciudades.

 

Datos de reciclado de vidrio en Castilla y León

 

Esta campaña también servirá para seguir elevando los kilogramos de residuos de envases de vidrio depositados en los contenedores de la comunidad de Castilla y León.

 

Según los últimos datos disponibles, los castellanoleoneses reciclaron un total de 40.826.147 kilogramos de envases de vidrio durante el año 2015, lo que supone que cada vecino recicló una media de 16,5 kilogramos de este material.

 

En la actualidad, en la ciudad hay disponibles 973 contenedores para la recogida de vidrio. Con ellos los vallisoletanos han posibilitado la recuperación de más de 5.000 toneladas de vidrio en 2016, manteniéndonos en los niveles de recuperación de vidrio del año 2015.

 

Respecto a la tasa de contenerización, Castilla y León se sitúa con una media de 148 habitantes por contenedor, contando en la actualidad con un total de 16.732 iglúes para los residuos de envases de vidrio instalados en la región.

Noticias relacionadas