El Ayuntamiento de Valladolid retrasará cinco minutos el apagado de las luces de octubre a mayo

fotosdevalladolid.com

El Ayuntamiento de Valladolid retrasará el apagado del alumbrado público en cinco minutos entre los meses de octubre y mayo para evitar los periodos de oscuridad en los días especialmente nublados.

El concejal de Urbanismo, Infraestructuras y Vivienda del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Saravia, ha explicado este jueves que el sistema está conectado a un reloj astronómico que tiene en cuenta las coordenadas, pero afrontará el gasto de 6.000 euros más por minuto al año para evitar molestias a los vecinos en los trayectos que realizan en las primeras horas del día.

 

Según informa el Centro de Alumbrado Público, dependiente de la Concejalía de Urbanismo, la regulación del encendido y apagado se lleva a cabo mediante un reloj astronómico, de forma que, con las coordenadas de Valladolid, se calculan exactamente el orto y el ocaso de cada día, y las luces se encienden y apagan de forma automática.

 

El concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, ha señalado, sin embargo, que a la vista de que, en ocasiones, a primera hora de la mañana o al oscurecer el apagado del alumbrado deja las calles en penumbra, con las consiguientes molestias a los vecinos, se retrasará cinco minutos al amanecer, si bien advierte de que el coste de cada minuto es de 6.000 euros al año.

 

El cambio en el horario de encendido y apagado afectará a toda la ciudad, puesto que no se puede seleccionar las calles, de modo que será en todo el alumbrado público en el que se prorrogue la luz artificial.