Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El Ayuntamiento de Valladolid replica a la OCU que el IBI lleva congelado tres años

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) dice que el Impuesto de Bienes Inmuebles se habría incrementado un 23 por ciento en los últimos cinco años.

El Ayuntamiento de Valladolid ha expresado su disconformidad, por erróneos y no contrastados, con los datos aportados por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) según los cuales el Impuesto de Bienes Inmuebles se habría incrementado un 23 por ciento en los últimos cinco años.

  

Al respecto, el equipo municipal de gobierno explica que "lo cierto es que el tipo impositivo del IBI se ha congelado en los últimos tres años, y que los ciudadanos de Valladolid van a pagar en 2015 el mismo importe que abonaron en los años 2012, 2013 y 2014".

  

Ello, continúa, implica que el recibo del IBI a abonar supone el mismo desembolso para los vallisoletanos durante cuatro años consecutivos, "y ello puede comprobarse fácilmente por cualquier ciudadano revisando su recibo o mediante la simple lectura de las Ordenanzas reguladoras del IBI correspondientes a los últimos años que están publicadas en la página web municipal".

  

Y es que el Ayuntamiento, recuerda el equipo de gobierno, no ha puesto en marcha ningún proceso de revalorización catastral, además de la cláusula de estabilización del IBI acordada, que permite evitar a los ciudadanos el impacto de las posibles subidas de valoraciones catastrales decididas por el Gobierno de España en las Leyes de Presupuesto.

  

Así, desde 2010 hasta 2014 sólo se incrementó en los primeros años el tipo del IBI un 4,8%, mientras en ese mismo periodo el IPC fue de casi el doble, de forma que pese al incremento impositivo acordado por el Gobierno en 2011, hoy Valladolid ocupa el puesto nº 39 de ciudades españolas en el IBI, lo que revela que hay 38 capitales de provincia del total de 52 en las cuales el IBI es más caro para sus vecinos.

  

Por tal motivo, destacan que el IBI en Valladolid es un impuesto "moderado" por las razones anteriormente apuntadas, a las que hay que añadir el catálogo de bonificaciones fiscales por las cuales resultan beneficiadas en el pago de dicho impuesto tanto familias numerosas como titulares de viviendas de protección pública.

  

"Todo esto contribuye a que la presión fiscal en Valladolid sea moderada y vaya descendiendo paulatinamente, como lo demuestra el hecho de que bajara el 2% en 2014 y que en 2015 previsiblemente vuelva a bajar un 1,7%", concluye el equipo de León de La Riva.