El Ayuntamiento de Valladolid recuperará este verano los conciertos en el patio de San Benito

BORIS GARCÍA

Así lo ha confirmado este martes el alcalde de la ciudad, Francisco Javier León de la Riva, después de una ausencia de dos años de este evento.

El alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha anunciado este martes que recuperará este verano los conciertos en el patio de San Benito, que no se han celebrado durante los dos últimos años.

 

En declaraciones a los medios de comunicación tras la presentación de una exposición sobre la Semana Santa, el primer edil ha confirmado que uno de los primeros conciertos en el regreso del patio de San Benito como escenario será el de Raimundo Amador, previsto para el próximo 28 de junio, dentro del ciclo 'Valladolid Blues'.

 

"Nos ha parecido más adecuado llevarlo al patio de San Benito que a cualquier otro sitio", ha apuntado el regidor vallisoletano, quien ha justificado la decisión en que el precio de instalación de los graderíos "ha mejorado sensiblemente" por lo que el Ayuntamiento considera que "no es necesario buscar un ahorro".

 

El Consistorio organizaba tradicionalmente el ciclo cultural 'Noches de San Benito' en el patio del convento, pero en 2012, con el motivo de que resultaba menos costoso ubicar los conciertos a la Cúpula del Milenio, se cambió la denominación a 'Noches de la Cúpula', y se trasladó al espacio inaugurado en la primavera de 2011.

 

De hecho, la concejal de Cultura, Comercio y Turismo, Mercedes Cantalapiedra, llegó a asegurar en junio de 2013 que los conciertos no volverían a celebrarse en San Benito. Ambos grupos de la oposición, Izquierda Unida y PSOE, reclamaron en diversas ocasiones la recuperación de las 'Noches de San Benito' o llevar a cabo en este espacio emblemático sesiones de cine de verano, que también se habían organizado en años anteriores.

 

Por otro lado, el alcalde de Valladolid ha apuntado que el proyecto de instalar una cubierta sobre el Patio de San Benito es uno de los que se encuentran "aparcados" a la espera de "tiempos mejores", como el Palacio de Congresos o la piscina flotante en el Pisuerga. "El Ayuntamiento no está mal de fondos, está saneado, pero no es prioritario ese tema", ha puntualizado.