El Ayuntamiento de Valladolid presenta el proyecto 'Allegra Magna' de alojamientos colaborativos para mayores de 60 años

Un momento de la presentación. A. MINGUEZA

El alcalde de Valladolid, Oscar Puente, y la concejala de Servicios Sociales, Rafaela Romero, participaron en el Ayuntamiento en la presentación del proyecto “Allegra Magna”, una iniciativa de alojamientos colaborativos para mayores de 60 años con servicios sociosanitarios a la medida que se implantará en breve en Valladolid y preside José María Alaejos.


 

Es el segundo complejo de estas características que se promueve en Valladolid en régimen de cooperativa. El primero fue “Profuturo”, lanzado en 2008.

 

Este tipo de propuestas suponen una solución avanzada a la necesidad de los mayores de vivir con otras personas con los mismos sueños e intereses, mantener su autonomía e independencia con personas coetáneas conocidas y amigas y al mismo tiempo, liberar a los hijos de unos compromisos, y en su caso cuidados, que en ocasiones no pueden darles.

 

Se trata de una fórmula alternativa a las residencias convencionales, que permite a estas personas en la última etapa de su vida vivir en comunidad, conservar su entorno habitual, y que se asemeja al “cohousing” puesto en marcha en otros países.

 

El alcalde, Oscar Puente, destacó el carácter vanguardista del proyecto, que casa con la idea municipal de potenciar la autonomía de las personas mayores, respetando su independencia, intimidad y privacidad, y buscando, asimismo, que se sientan parte de una comunidad en la que colaboran con los demás, en la que se sientan útiles y practiquen el envejecimiento activo. “Quienes se deciden por esta fórmula”, señaló, “comparten la idea de desterrar de su vida el aislamiento”.

 

El complejo, constará de setenta unidades, de unos cincuenta metros útiles y con uno o dos dormitorios. Estará además dotado de diferentes espacios comunes (salas para televisión, terapias, talleres, comedor, gimnasio, piscina climatizada -con cloración salina para mantener buen tono muscular-) y de un jardín exterior.

 

El proyecto dedica especial atención a la eficiencia energética y acústica, incorporando un importante nivel de aislamiento. Igualmente llevará incorporada climatización mediante suelo radiante (frío/calor).

 

Paralelamente a la Cooperativa, pero con funcionamiento y accesos totalmente independientes, se ubicarán tres Unidades de Convivencia, para unas 36 habitaciones (nuevo modelo de residencia asistida).

 

Los servicios incluidos y obligatorios son una conserjería, video vigilancia 24horas, tele asistencia 24horas y limpieza del apartamento una vez al mes. Opcionales a petición, se contará con rehabilitación, fisioterapia, podología, lavandería, menús a domicilio, etc.

 

El proyecto, a punto de obtener las licencias, se prevé que comience a andar antes del verano con el inicio de las obras. El plazo estimado para su construcción será aproximadamente de veinticuatro meses y dará trabajo en ese tiempo a más de 75 personas, así como, una vez inaugurado, a unos treinta empleados profesionales de la asistencia.

 

El presupuesto total asciende a más de 13 millones de euros, incluyendo las unidades de convivencia, y los precios de los alojamientos disponibles ahora mismo, de uno o dos dormitorios, oscilan entre 106.000€ y 130.000€ (+IVA).

 

Actualmente, solamente faltan doce socios para completar los setenta previstos de la cooperativa, y una vez alcanzado ese número, se procederá a elaborar una lista de espera para cubrir posibles bajas.

Noticias relacionadas