El Ayuntamiento de Valladolid podría conceder los permisos al Casino Roxy esta semana

El Casino Roxy, situado en la calle María de Molina, abrirá dentro de poco. JUAN POSTIGO

El martes 29 de septiembre se presentaron los últimos papeles y a finales de la semana pasada fueron los técnicos a dar el visto bueno, que no llegó por pequeños detalles.

Ya está casi, pronto abrirá sus puertas para hacer juego. De hecho, la vista desde la calle María de Molina, donde se vislumbra el enorme cartelón de ‘Roxy’, ya luce con total normalidad y el trasiego de camiones para cargar y descargar material ha cesado. Sí, el nuevo Casino ya tiene prácticamente toda la infraestructura montada y el interior tiene sus mesas y su enorme suelo enmoquetado listo para la inauguración... que aún no se sabe cuándo tendrá lugar.

 

Según fuentes municipales consultadas por Tribuna de Valladolid, el pasado martes, 29 de septiembre, los propietarios de la sala de juego presentaron la última documentación que hacía falta y al día siguiente se requirió la presencia de los técnicos municipales para que dieran el OK a la licencia de primera ocupación. Pero no fue así. Pequeños detalles que deberían quedar saldados en unos pocos días dijeron que no y habrá que esperar hasta que se terminen.

 

De esta manera, esta misma semana podría volverse a llamar a los expertos del Ayuntamiento para que regresen y, esta vez sí, den luz verde. La cuestión es que a día de hoy el Casino Roxy todavía no tiene esa licencia pero está a unas pocas jornadas de obtenerla.

 

En todo caso, el proceso no terminará aquí. Todavía faltará la licencia de Juego que distribuye la Junta de Castilla y León, que tampoco debería tardar en demasía. Cabe recordar en este punto que fue el propio organismo regional el que, hace algo más de dos años, promovió el decreto que permitía el cambio de emplazamiento de los casinos siempre que se produjera dentro de una misma provincia, algo que impedía la Ley del Juego hasta ese momento.

 

Desde el Ayuntamiento de Valladolid se ve con buenos ojos la apertura del Casino en el centro de la ciudad, conscientes de la buena repercusión económica que esto podría suponer. La sala quería haberse inaugurado para el 9 de septiembre, coincidiendo con el mismo día en que se hizo lo propio en la actual sala en Boecillo, pero el retraso en las obras lo hizo inviable. Habrá que esperar unos días más.