El Ayuntamiento de Valladolid no situará el nuevo mercadillo en la Carretera de Rueda

Los vecinos de Parque Alameda se manifestaron este lunes en contra de la ubicación del nuevo mercadillo. ELENA TEJEDOR

Las protestas vecinales han hecho que el Consistorio se muestre receptivo a buscar otras alternativas, que se plantearán en una reunión el próximo martes para conseguir un consenso.

Marcha atrás, que no siempre tiene que ser malo si sirve para darse impulso. El Ayuntamiento de Valladolid replanteará a posibilidad de situar el nuevo mercadillo en la zona sur de la ciudad en la Carretera de Rueda, donde inicialmente estaba previsto, ante las protestas de los vecinos que este mismo lunes se manifestaron en contra de la mencionada ubicación.

 

Este mercadillo, que sería el quinto municipal de Valladolid y que tendría lugar los viernes por la mañana con hasta 216 puestos, se ha situado en las últimas semanas en el ojo de la polémica pero parece que el Consistorio atenderá a las protestas vecinales. Todo depende de la reunión vecinal que tendrá lugar el próximo martes, 3 de mayo, a las 19.00 horas y donde pondrán puntos en común todas las asociaciones afectadas y el propio Ayuntamiento, si bien todo indica que se buscará otro lugar más adecuado.

 

“Los técnicos municipales ya hicieron un rastreo de la zona, propusieron el emplazamiento de la Carretera de Rueda pero ante la situación y que hay vecinos que están descontentos se están buscando emplazamientos alternativos”, asegura la concejal de Medio Ambiente y encargada del caso, María Sánchez. “La idea es hablar y dialogar, queremos buscar soluciones y una ubicación posible, que no cause problemas”.

 

Una vez conocidas las quejas, los técnicos de la Concejalía se pusieron manos a la obra y ya están estudiando otros posibles lugares, como una parcela junto al Puente de la Hispanidad, aunque todo depende de muchos factores que ya estarán bien revisados para el día de la crucial reunión.

 

“Van a mirar entre ese espacio y otras zonas, hay que mirar el acondicionamiento, ya que hay unas que ya lo tienen, otras que habría que acondicionar... Se está teniendo todo en cuenta. El día 3 daremos cuenta de todos los espacios posibles”, sigue Sánchez, conciliadora con los vecinos.

 

Por ahora tampoco hay prisa. No hay fecha concreta de apertura, si bien se quiere que este tenga su apertura en los próximos meses, con lo que todavía quedaría camino por recorrer.

 

“Debe ser  un sitio que no provoque problemas de movilidad, que haya pocos garajes, que el transporte público encaje bien con la zona... Es cuestión de movilidad y de que se causen los menores problemas posibles”, concluye la concejal que, en todo caso, también recuerda que “se trata de un compromiso electoral”. “Nuestra obligación es escuchar y dar la mejor solución posible”, cierra. Así las cosas, habrá que esperar hasta el próximo martes para conocer más detalles sobre la futura situación del mercadillo.