El Ayuntamiento de Valladolid no quiere que el IES Santa Teresa se convierta en un nuevo San Juan de la Cruz

Antiguo instituto de Santa Teresa.

La coporación ha aprobado volver a instar a la Junta de Castilla y León a que lleve a cabo el proyecto de rehabilitación del edificio que deberá convertirse en la sede de la Escuela de Artes.

Con la polémica del derribo del antiguo colegio del San Juan de la Cruz aún muy fresca, el Ayuntamiento de Valladolid no quiere que el antiguo IES Santa Teresa, ubicado en la calle Mirabel del barrio de la Rondilla, se convierta en un nuevo caso de abandono y posterior derribo de un edificio cerrado en 2009 y que debería haberse convertido en la nueva sede de la Escuela de Artes.

 

Así al menos lo pretendía la Consejería de Educación que este año 2016 ya debería haber invertido 2,4 millones de euros en la adecuación del edificio y en 2017, cerca de millón y medio. Desde todos los grupos, excepto el popular, se ha criticado lo que consideran una "desidia" de la Consejería de Educación, aunque por unanimidad se ha instalado a la Junta de Castilla y León a que “descongele” el proyecto de rehabilitación del inmueble para el traslado de la Escuela de Artes a la mayor brevedad.

 

No obstante, aunque con las abstenciones de los populares, el resto de los grupos ha acordado que “si no existe voluntad política de llevar a cabo este proyecto”, el edificio pueda ser cedido al Ayuntamiento de Valladolid. La concejal de Educación, Vicky Soto, ha defendido como primera opción la de la Escuela de Artes, pero no ha cerrado la puerta a otros proyectos que sería “beneficiosos” para el barrio de la Rondilla, en caso de que la Consejería de Educación no lleve a cabo la rehabilitación del edificio.

 

Desde la Asociación Vecinal La Rondilla, su presidente María del Carmen Quintero, ha hecho un repaso por la historia del edificio desde su cierre en el curso 2009-2010 y ha advertido del proceso de “destrucción y expoliación” que se está iniciando en el antiguo colegio.