Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El Ayuntamiento de Valladolid indemniza con 7.500 euros a una mujer que sufrió una caída por baldosines en mal estado

La petición inicial de la demandante era de 28.000 euros por lesiones y secuelas, ya que sufrió varias lesiones.

El Ayuntamiento de Valladolid ha idemnizado con un total de 7.500 euros a una vecina de la capital, de 77 años, que en julio de 2011 sufrió una grave caída como consecuencia de unos baldosines en mal estado en la trasera del 'Espacio Joven', ubicado en el Paseo de Zorrilla.

 

Aunque el juicio por los daños y perjuicios estaba previsto que se celebrara el próximo día 27 de febrero, finalmente será suspendido tras alcanzar la víctima y el Ayuntamiento un acuerdo amistoso en virtud del cual la primera ha sido indemnizada por Mapfre, aseguradora de la institución local, en la cantidad de 7.500 euros, en lugar de los casi 28.000 que reclamaba inicialmente la afectada, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

 

El accidente del que fue víctima T.A.S, de 77 años, se produjo el día 19 de julio de 2011 y tuvo su origen en el mal estado de los baldosines del suelo, ya que había varios que sobresalían unos cuantos centímetros, lo que hizo tropezar y caer a la transeúnte.

 

Según informes internos, el deterioro del piso pudo deberse a causa del paso de los camiones y maquinaria utilizada en las obras de construcción del 'Laboratorio de las Artes de Valladolid' (LAVA), aunque por la lejanía de estos trabajos respecto de la zona donde se produjo la caída tampoco se descarta que fuese debido a otras instalaciones puntuales o incluso al desmontaje de carruseles durante las fiestas del barrio de La Rubia.

 

Hasta el lugar del accidente acudieron en su momento el Servicio de Emergencias 112 y un agente de la Policía Municipal. La propia hija de la víctima dio parte de lo ocurrido al 010 de información al ciudadano del Ayuntamiento para que dicho episodio no se volviera a repetir, si bien las obras de reparación no se efectuaron hasta pasados unos meses.

 

La reclamación ante el Ayuntamiento no se produjo hasta el 26 de junio de 2012, una vez recuperada la septuagenaria de sus lesiones, pero fue en mayo de 2013 cuando el Consistorio reconoció una corresponsabilidad en la caída.

 

Dicho reconocimiento es el que propició que el Ayuntamiento propusiese un acuerdo de pago de la cantidad antes citada, que se correspondía con la mitad de lo que el informe encargado por la institución local determinó como lesiones y secuelas.

 

Finalmente, T.A.S. aceptó el ofrecimiento del Ayuntamiento, pese a que su reclamación inicial, partiendo de una responsabilidad exclusiva de la institución municipal, cifraba en algo más de 28.000 euros los daños y perjuicios producidos por las fracturas focalizadas en ambos brazos.