Tribuna mini Saltar publicidad
Cartel definitivo iberian file

El Ayuntamiento de Valladolid emprende acciones para el desalojo de la joyería del local de Santiago

El local comercial adosado a la Iglesia de Santiago. TRIBUNA

La Junta de Gobierno ha aacordado emprender acciones civiles para el desalojo del local comercial adosado a la iglesia de Santiago.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid ha acordado este viernes el inicio de las acciones civiles que resulten "legalmente procedentes" para el desalojo del local comercial de propiedad municipal adosado a la iglesia de Santiago y que desde hace décadas ocupa un comercio de joyería.

 

Reunida este viernes en sesión ordinaria bajo la presidencia del alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, la Junta de Gobierno ha abordado diversos asuntos en las áreas de urbanismo y vivienda y en despacho extraordinario. Entre ellas, figura el acuerdo de emprender acciones civiles para el desalojo del local comercial de 69 metros cuadrados situado en la esquina entre las calles Héroes de Alcántara y Santiago, adosado a la iglesia de Santiago.

 

La asesoría jurídica municipal entiende que las arrendatarias, propietarias del negocio de joyería Tremiño ocupan en la actualidad el edificio comercial mencionado sin título jurídico alguno pues el plazo concluyó el pasado 31 de diciembre, lo que permite interponer la correspondiente demanda ante la jurisdicción civil para instar el desahucio y recuperar el bien patrimonial.

 

Al respecto, fuentes municipales han recordado que las interesadas han manifestado por escrito que la resolución del contrato es una cuestión que deberán dilucidar los tribunales, al no aceptar la extinción del mismoEl alcalde de Valladolid explicó hace unas semanas que la intención del equipo de Gobierno es derribar el local comercial adosado a la iglesia de Santiago cuando se formalice la extinción de la concesión a un comercio de joyería y que el templo quede "exento".

 

León de la Riva apuntó que se alargó el plazo de concesión, que finalizaba el pasado 31 de diciembre, para que el negocio aprovechase las ventas para Reyes y las Rebajas, pero ha reconocido que la Comisión de Patrimonio ha instado a que no se dé prórroga alguna y proceder al derribo "tan pronto termine la concesión".