El Ayuntamiento de Valladolid elaborará un Plan Municipal de Salud en colaboración con la Junta

Sesión plenaria del mes de Mayo en el Ayuntamiento de Valladolid. A.MINGUEZA

El PP critica al alcalde por ser más firme con los turnos de palabra y Puente recuerda que él es "quien gobierna y preside los plenos".

El Pleno del Ayuntamiento de Valladolid ha aprobado este viernes por unanimidad elaborar un Plan Municipal de Salud a propuesta del Grupo Municipal de Sí Se Puede, a la que el PP ha añadido que se cuente para ello con la colaboración de la Junta de Castilla y León.

  

Esta ha sido una de las mociones aprobadas en la sesión plenaria correspondiente al mes de mayo de 2016, en la que también han salido adelante una declaración institucional para la concesión de la Medalla de la Ciudad a la Hermandad de Donantes de Sangre, y otras mociones de Ciudadanos, Valladolid Toma la Palabra y el PSOE, mientras se han rechazado las cuatro que defendía el PP y la que ha presentado el concejal no adscrito, Jesús Presencio.

  

El Pleno ha tenido una duración de algo menos de siete horas, inferior, al anterior, aunque ha concluido a las 16.30 horas ya que el alcalde de la ciudad, Óscar Puente, tenía concertada una reunión con el presidente de Renault España a las tres menos cuarto de la tarde, por lo que se ha realizado un receso de 45 minutos.

  

Precisamente la coincidencia de la sesión con dicha reunión ha sido motivo de polémica entre el Grupo Popular y el alcalde de la ciudad, pues los ediles del PP han considerado que el regidor ha "acelerado la velocidad" del Pleno porque quería concluir la sesión antes de su encuentro con el directivo vallisoletano de Renault.

  

Martínez Bermejo ha criticado, además, que esa cita del alcalde no figuraba en la agenda del equipo de Gobierno. Aunque en el momento en el que se ha producido esta discusión ya se había incluido, tal y como comprobó Europa Press a las 8.30 horas de este jueves no aparecía en la agenda del alcalde.

  

Sin embargo, Puente ha llegado a ironizar sobre la "esquizofrenia" de los 'populares' --algo por lo que se ha disculpado posteriormente-- pues él ha asegurado que ha decidido ser menos flexible con la duración de los turnos de intervención porque la pasada semana, al ser preguntados por Europa Press, el presidente del Grupo Popular, José Antonio Martínez Bermejo, y el portavoz, Jesús Enríquez, reprocharon a Puente que no era lo suficientemente estricto con el control de tiempos en los plenos.

  

El primer edil ha defendido que su mayor seriedad con los turnos de intervención --no ha permitido a los ponentes superar el tiempo en más de 2 minutos mientras en el último Pleno dejó a Martínez Bermejo excederse hasta en once-- no tenía nada que ver con la reunión con De los Mozos ya que si a la hora prevista no se había concluido la sesión se haría un receso que el resto de los concejales podrían aprovechar para comer y se finalizaría el orden del día después, tal y como ha sucedido.

  

A ello ha añadido la reclamación a Martínez Bermejo de que "se vaya acostumbrando" a que "el que gobierna y el que preside los plenos" es él, como alcalde. Esta afirmación ha provocado las críticas, a través de la red social Twitter, del concejal del PP Borja García Carvajal, quien ha tildado a Óscar Puente de "alcalde dictador". Al 'rifi-rafe' virtual se han sumado la edil del PSOE Rafaela Romero, el responsable de las redes sociales del Ayuntamiento, Ismael Bosch, y la exconcejal 'popular' Beatriz Rodríguez.

  

En cuanto a las mociones, ha salido adelante el Plan Municipal de Salud propuesto por Sí Se Puede Valladolid, con el apoyo de todos los grupos municipales tras añadirse la inclusión en su elaboración de la Junta de Castilla y León, a propuesta del PSOE. El segundo punto de la moción, por el que se insta al Gobierno a derogar el Real Decreto de medidas urgentes para la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud, que se ha aprobado aunque con votos en contra del PP y Ciudadanos y la abstención del edil no adscrito.

 

ANTENAS DE TELEFONÍA

  

También se ha aprobado por unanimidad la moción de Valladolid Toma la Palabra sobre la revisión de la normativa e instrumentos de planificación urbanística relativos al despliegue de redes de comunicación electrónicas, como las antenas para telefonía móvil.

  

Según el acuerdo, el Ayuntamiento se muestra favorable a aplicar las recomendaciones del Consejo de Europa relativas a la protección de las personas 'electrosensibles'; se compromete a elaborar un documento de síntesis con la información disponible de los planes de despliegue de las operadoras de telefonía, además de revisarse la normativa y la planificación con el fin de proteger los intereses municipales en función del paisaje urbano y el confort de la población, aunque con el matiz introducido por el Grupo Popular de que se trate también de garantizar la adecuada cobertura.

  

También ha encontrado un cierto respaldo la moción defendida por Ciudadanos contra la discriminación y acoso escolar contra menores con género y sexualidad diversa, aunque de la propuesta original solo se ha apoyado por unanimidad la regulación que garantice los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transgénero e intersexuales. Además, se han aprobado enmiendas del PP para instar a la Junta a "seguir el trabajo" en la revisión del protocolo ante situaciones de acoso escolar; y otra del PSOE para recoger en el II Plan de Infancia medidas para garantizar el derecho a la orientación sexual e identidad de género.

  

La única moción presentada por el PSOE, destinada a la puesta en marcha de microcréditos solidarios para la inserción laboral de colectivos desfavorecidos "preferentemente, personas mayores de 45 años", aunque se han incorporado varias enmiendas del PP.

  

En cuanto a las propuestas 'populares', todas ellas han quedado rechazadas, en la mayor parte de los casos por los votos de PSOE, Toma la Palabra y Sí Se Puede. Por ejemplo, se ha renunciado a comprometerse "mantener o mejorar" la calidad del agua y a "mantener o incluso rebajar" el precio que tendrá la misma para los ciudadanos en el nuevo contrato de gestión del servicio, que se prevé adjudicar en 2017.

  

La concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez, ha reprochado al PP que pretendiera que el equipo de Gobierno se comprometa a hacer algo que los 'populares' no hicieron en los 20 años que estuvieron al frente del Ayuntamiento, pues ha apuntado que, desde 1997 el precio del recibo del agua se ha incrementado en un 37 por ciento.

  

Se ha rechazado también la propuesta para ejecutar diversas obras en los campos de rugby de Pepe Rojo, como la creación de una cancha de hierba artificial para el entrenamiento de las categorías inferiores. Los partidos que apoyan al equipo de Gobierno han censurado esta moción por considerarla "oportunista", mientras que el edil de Participación Ciudadana, Juventud y Deportes, ha recalcado que se rechaza porque este año ya se ha hecho un esfuerzo "importantísimo" en este deporte, "el que nunca se había hecho".

  

Las otras dos mociones 'populares' que no se han aprobado eran relativas a mejorar la red de atención a personas sin hogar mediante la creación de un Centro de Día para indomiciliados y a "dinamizar" la actividad del Centro de Publicaciones y Programas.

  

Finalmente, el edil no adscrito Jesús Presencio presentaba al Pleno una moción, por primera vez desde su expulsión del Grupo Municipal de Ciudadanos, en la que reclamaba la puesta en marcha de un servicio de Inspección General de Servicios en el Ayuntamiento, que ha sido rechazada por PSOE, Toma la Palabra y Sí Se Puede así como por su excompañera de bancada, Pilar Vicente, quien ha vuelto a reclamarle que entregue el acta de concejal, al tiempo que ha reprochado que el alcalde haya "premiado" a Presencio con la posibilidad de presentar la moción.

  

Tanto el aludido como el propio regidor han explicado que la propuesta ha seguido la tramitación que contempla el reglamento municipal.