El Ayuntamiento de Valladolid devolverá el 25% de la extra de Navidad a los funcionarios municipales

Antonio Gato, en la reunión con la Mesa de Negociación.

El expediente de tramitación ya está en marcha, según ha reconocido el concejal de Hacienda Antonio Gato a la Mesa de General de Negociación de los Empleados Públicos.

Aunque la resolución está aún pendiente del informe del Interventor Municipal, Gato ha explicado que la situación económico-financiera municipal "es mejor" que la de la Junta.

 

Respecto a la devolución de los días de vacaciones y libre disposición por antigüedad, el Ayuntamiento es partidario de negociar una aplicación progresiva de los mismos, pues de lo contrario se comprometería "seriamente" la prestación de algunos servicios municipales "especialmente importantes" como es el caso de la Limpieza, Extinción de Incendios y Policía Municipal.

 

A  este respecto Antonio Gato ha señalado que la plantilla de personal que se ha encontrado el nuevo equipo de Gobierno se encuentra "muy reducida y envejecida", tras varios años sin oferta de empleo público o concursos de traslados.  No obstante, existe voluntad por parte del Consistorio en que la recuperación de estos días adicionales pueda iniciarse en este mismo año.

 

Asimismo, la reunión ha abordado otras cuestiones sobre las que los representantes de los trabajadores han solicitado cambios "inmediatos", como es el caso de las ayudas sociales y la flexibilidad horaria.

 

Las ayudas sociales contempladas tanto en el Convenio Colectivo del Personal Laboral como en el Acuerdo con el Personal Funcionario "han desaparecido prácticamente desde el año 2012" por lo que el  Ayuntamiento "es partidario de su recuperación" aunque el concejal apela a criterios de "progresividad" para garantizar el apoyo a aquellos que más lo necesiten, "en lugar de volver al sistema de ayudas lineales que existía anteriormente".

 

En cualquier caso, está dispuesto a recuperar de forma inmediata para este año 2015 las ayudas escolares, que son las que alcanzan a un mayor número de beneficiarios.

 

Respecto a la flexibilidad horaria, ahora prácticamente nula a diferencia de lo que ocurre en otras administraciones públicas, Antonio Gato se ha mostrado dispuesto a ampliarla "siempre en el marco de la racionalidad y orientada a permitir la conciliación con la vida familiar", si bien limitada de momento a aquellos servicios en que sea posible su implantación.