El Ayuntamiento de Valladolid descarta habilitar una zona de botellón para sustituir a Moreras

La zona de Moreras, después de un botellón. TRIBUNA

El concejal de Seguridad y Movilidad, ante la petición ciudadana, asegura que los resultados de otras ciudades “no han sido positivos” y apela a la educación de los jóvenes.

Lo han pedido de manera clara algunos vallisoletanos ante la posibilidad de que el Ayuntamiento de Valladolid vaya a iluminar las Moreras durante las Fiestas para evitar la celebración de diferentes botellones. ¿Por qué no habilitar una zona especializada para ello? Una medida que en lugares como Sevilla está a la orden del día, y que permite tener controlados durante unas jornadas locas de celebración a la mayor parte de personas que ingieren alcohol, en ocasiones de manera abusiva.

 

“Yo lo del botellódromo no lo veo, de ninguna forma”, explica Luis Vélez, concejal de Seguridad y Movilidad en el Consistorio. “Algunas ciudades ya han tenido esa experiencia y los resultados no han sido para nada positivos”.

 

Y es que “no solo depende de que tomemos una u otra medida”, sino “de cierta educación”. “Hay que generar cierta cultura dando alternativas a los ciudadanos, ya que desde las administraciones podemos hacer mucho”, hace ver Vélez, quien reconoce que desde el Ayuntamiento todavía no se ha puesto sobre la mesa la gestión que se va a realizar para evitar las aglomeraciones alcohólicas en Moreras.

 

“El tema de la luz puede ser una posibilidad, pero solo eso no va a resolver el problema”, dice el edil de Seguridad, en referencia a la alternativa que ofreció el concejal de Juventud, Alberto Bustos, hace unos días.

 

“CUESTIÓN DE EDUCACIÓN”

 

Se trata de un tema sin duda polémico, ya que es difícil controlar todo el alcohol que beben tanto jóvenes como adultos durante unos cuantos días. La clave estaría en la educación y en la cultura, no en tomar unas medidas concretas. “Se pueden hacer muchas cosas para dar alternativas, que no haya solo consumo del alcohol. Cuando se han puesto en marcha iniciativas de ocio para los jóvenes como hacer deporte, ellos responden”. Efectivamente, programas como Vallanoche o Vallatarde han salido adelante con bastante éxito.

 

“Las instituciones tenemos un papel muy importante, aunque depende también de hosteleros, adultos, supermercados que no vendan alcohol a menores... Abarca muchas cosas, no hay que verlo solo como que una medida va a ser la solución”. Y es que según Vélez “estas cosas se tiene que hacer poco a poco, cambiando la cultura y educación de los ciudadanos”. Lo único claro por el momento es que la posibilidad de crear un botellódromo en Valladolid, no se plantea.

Noticias relacionadas