El Ayuntamiento de Valladolid dedicará parte del remanente de 2013 a instalar un nuevo radar en Santa María de la Cabeza

Imagen de un radar

León de la Riva anuncia que se este año se hará un estudio sobre el funcionamiento de las líneas de autobús.

El concejal de Seguridad y Movilidad del Ayuntamiento de Valladolid, Manuel Sánchez, ha asegurado este martes que se dedicará parte del remanente de tesorería para gastos corriente del presupuesto municipal de 2013 a la instalación de un nuevo radar para controlar la velocidad en la calle Santa María de la Cabeza.

 

Este ha sido uno de los anuncios que ha realizado el equipo de Gobierno durante el debate de una moción del Grupo Municipal Socialista en la que se trasladaban al Pleno municipal celebrado este martes diversas medidas reclamadas por los vecinos del barrio de Las Flores y de Buenos Aires.

 

El PSOE planteaba que el gabinete de Movilidad del Ayuntamiento procediera a instalar los medios oportunos para limitar la velocidad en la citada calle, con una referencia concreta del presidente del Grupo Municipal, Óscar Puente, a los denominados 'guardias tumbados'. Sin embargo, el edil Manuel Sánchez ha anunciado que se instalará un nuevo radar de control de velocidad con los fondos destinados a los barrios que habilitará el Consistorio en 2014.

 

El representante socialista ha querido dejar claro que su propuesta no se refería a la instalación de un radar, pero Sánchez ha matizado que se trata de "lo que recomiendan los técnicos de movilidad" puesto que "no son muy amigos" de los badenes y resaltos.

 

En esa zona, que el PSOE ha vinculado con el barrio de Buenos Aires, aunque también se puede considerar Pajarillos Altos, el PP ha aceptado otros dos puntos de la moción para los solares sin edificar en la zona sean reclamados por el Ayuntamiento con la posibilidad de crear huertos urbanos y para que se informe a la Subdelegación del Gobierno de los "problemas de seguridad" ciudadana que se originan alrededor de una vivienda abandonada en la cañada de Fuente Amarga.

 

Sin embargo, el PP ha rechazado asuntos como la creación de una escuela infantil ya que en el barrio "sólo hay censado 15 niños de cero a tres años", el arreglo de las aceras de la calle Ermita la creación de un nuevo parque junto a las instalaciones deportivas de San Isidro, o la adecuación de una parte de esta parcela que, según el PSOE, se encuentra en situación de abandono.

 

En cuanto al barrio de Las Flores, se ha llegado a acuerdos para el cubrimiento del frontón ubicado entre las calles Clavel y Azalea, la urbanización del espacio entre esa última calle y la carretera de Villabáñez, a tramitar la prolongación de la calle La Flor hasta el Camino de Hornillos, la eliminación de escombros en el parque de la calle Flor que, según Sánchez, se iba a llevar a cabo la semana que viene; y reclamar a la Fundación Municipal de Deportes la reparación de elementos dañados en la pista deportiva de la calle Azalea, donde se realizará una de las inversiones destinadas a barrios.

 

No accedió, en cambio, el equipo de Gobierno a estudiar la modificación del recorrido de la línea 3 de autobuses ni a estudiar la adquisición de microbuses para dar servicio a zonas que generan menos viajeros. Manuel Sánchez ha aseverado que estos vehículos, aunque sean más pequeños, "también generan gastos" de combustible y personal y porque considera que el tiempo de conexión entre el barrio y el centro de la ciudad es adecuado.

 

También con respecto a Auvasa, ya que este martes se ha dado cuenta de los asuntos acordados en el último Consejo de Administración, el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, ha asegurado que antes de fin de año se emprenderá un estudio del funcionamiento de las líneas centrado en la velocidad.

 

Para mejorar esta variable, ha detallado, existen posibilidades ya utilizadas como los carriles bus -existen en el paseo de Zorrilla y el paseo de Isabel La Católica-, el paso semafórico prioritario, que será uno de los aspectos que se estudiará, o la modificación de los trayectos para que sean "más troncales y no callejear por los barrios". "No puede ser soplar y sorber", ha apostillado en este sentido.

 

También ha matizado que en la dación de cuentas se informado de la "inyección de dinero" que ha tenido que aportar el Ayuntamiento para que Auvasa "no entre en quiebra" y ha recalcado que se trata de una empresa "100 por ciento municipal", al tiempo que ha confirmado que no está en sus planes privatizarla.

 

AYUDAS A LAS AMPAS

 

En cuanto a las mociones, los votos del PP han rechazado el resto, tanto la de Izquierda Unida para crear una línea de ayudas de 30.000 euros anuales para las Asociaciones de Madres y Padres del Alumnado, como la planteada por el PSOE para consensuar con los grupos políticos y las organizaciones sociales la modificación del reglamento de prestaciones de apoyo a familias.

 

La mayoría 'popular' también frenó las dos mociones planteadas con la vista puesta en el Día de la Mujer Trabajadora, que se celebra el 8 de marzo. En una de ellas, Izquierda Unida reclamaba una ordenanza de empleo estable y conciliación de la vida familiar y laboral; o la que presentó el PSOE con diversas propuestas entre las que figuraba la retirada del anteproyecto de reforma de la Ley del Aborto.

 

Ya en el apartado de preguntas, ante las críticas del socialista Pedro Herrero, por el "récord de derechos reconocidos" por multas e infracciones en 2013; el concejal de Hacienda, Alfredo Blanco, ha dado detalles numéricos que señalan que efectivamente fueron 7,2 millones de euros, si bien sólo 3,9 pertenecen a infracciones sancionadas en 2013. Mientras tanto, ha señalado que el total recaudado durante el ejercicio 2013 con expedientes tanto de ese año como de los anteriores ascendió a 6,08 millones, "algo más que en 2012 y menos que en 2011".

 

Izquierda Unida preguntó por la reclamación a la promotora del edificio construido en la parcela de Piensos CÍA de la ejecución de la sentencia, a lo que la edil Cristina Vidal respondió con "prudencia" que se negocia con el fin de buscar "el mayor beneficio para las arcas municipales" y no perjudicar a las "300 familias" que residen en el inmueble.

 

También, a propuesta de IU, se abordó la quita aceptada por la Fundación Municipal de Deportes de la deuda que tiene el Real Valladolid, dentro del concurso de acreedores, sumada a las ayudas anuales que se conceden a los clubes deportivos de élite. "Para disfrutar del fútbol, los aficionados nos compramos el abono, pero no hay por qué pagar entre todos el rescate de los clubes", ha aseverado la edil María Sánchez.

Noticias relacionadas