El Ayuntamiento de Valladolid decide aprobar en pleno una nueva política antidesahucios

Sesión plenaria del Ayuntamiento de Valladolid de este martes. A.MINGUEZA

Se aprobaron dos mociones al respecto, una sobre un Plan de Vivienda y otra en la que se intentará dar medidas de "segunda oportunidad" a quienes tengan deudas hipotecarias.

Los desahucios y la política que debe tomar el Ayuntamiento de Valladolid al respecto tomaron protagonismo este martes en el pleno municipal. Así, y en un intenso debate de los cinco partidos políticos, se han debatido conjuntamente dos mociones sobre políticas de vivienda. La primera de ellas, propuesta por Sí se Puede y VTLP, en atención de las demandas del grupo Stop Desahucios, incluye propuestas como medidas de "segunda oportunidad" para las personas con deudas hipotecarias, el incremento de la bolsa de viviendas sociales con pisos "sin gente" para "gente sin piso"; el fomento del alquiler y del desarrollo de promociones de vivienda en zonas ya consolidadas de la ciudad, la garantía de los suministros básicos y la creación de un observatorio de vivienda.

 

Durante el debate, mientras los grupos socialista y 'popular' intercambiaban reproches sobre las políticas de vivienda de sus gobiernos nacionales, la portavoz de Sí Se Puede, Charo Chávez, ha censurado que, mientras el PP "abrió la barra libre de los desahucios", el PSOE "se sumó". Finalmente, la propuesta se ha aprobado con los 15 votos de los concejales de SíVA, Toma la Palabra y PSOE y las abstenciones de PP y Ciudadanos.

 

La otra moción sobre el asunto, en la que los socialistas reclamaban a la Junta la aprobación de un nuevo Plan de Vivienda, ha resultado aprobada también con el apoyo de los dos ediles del partido que dirige Albert Rivera, pese a los 12 votos en contra del PP, cuyo representante Carlos Fernández ha recordado que la Administración regional ya trabaja actualmente en una "iniciativa parlamentaria" sobre vivienda.

 

SíVA ha defendido otra moción que también se aprobado y por la que se compromete la elaboración de una ordenanza de cuentas abiertas, que ha encontrado el apoyo de toda la corporación en el apartado sobre la propia ordenanza, mientras que el segundo punto propuesto, para instar al Congreso y a las Cortes regionales a promover una normativa sobre transparencia, no ha sido apoyada por los 'populares'.

 

ORDENANZAS FISCALES

 

En la sesión plenaria también han salido adelante las modificaciones de las ordenanzas fiscales para el ejercicio 2016 marcadas por la solicitud de revisión de los valores catastrales destinada a no perder ingresos por la reducción del tipo de gravamen en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles y por la derogación de la tasa de Basuras implantada en 2013 por el PP.

 

El edil 'popular' y exconcejal de Hacienda Alfredo Blanco ha asegurado que el expediente relativo a la tasa de basuras no cuenta con el informe Económico Administrativo necesario por lo que considera que podría ser "nulo de pleno derecho", al tiempo que ha insistido en afirmar que los impuestos suben, pese a que el recibo del IBI, será igual al de 2015 y en calificar la medida de "sablazo de mal gobernante".

 

El alcalde ha intervenido para defender que los impuestos bajan con la retirada de la tasa de basuras, algo que asevera que no había ocurrido en "20 años" de Gobierno del PP.