El Ayuntamiento de Valladolid da un paso adelante hacia la gestión pública del agua

La Plaza Mayor de Valladolid, en un día de lluvia. BORIS GARCÍA

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente (PSOE), y la concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez (Toma la Palabra), explicarán este miércoles, tras la reunión que mantendrá la Comisión Político-Técnica, la posición de los grupos que forman el equipo de Gobierno sobre el ciclo integral del agua, que se inclina hacia la gestión pública.

 

Después de que la información ofrecida por la Cadena SER este martes, recogida por Europa Press, haya dado por hecho que la gestión del agua en la ciudad volver a ser pública, fuentes municipales han confirmado que tras las últimas reuniones sobre el ciclo hidráulico, la posición del equipo de Gobierno se ha inclinado definitivamente hacia esa posibilidad.

 

Las mismas fuentes han explicado que en la reunión que se celebrará este miércoles de la Comisión Político-Técnica, formada por la Concejalía de Medio Ambiente, personal técnico y representantes de los grupos municipales, se expondrán las posiciones de cada formación sobre el futuro de la gestión del agua y todo apunta a que tanto PSOE y Valladolid Toma la Palabra como Sí Se Puede apoyarán la propuesta de que el servicio vuelva a ser público después de 20 años.

 

Las opciones que se planteaban para la gestión pública eran la integración en los servicios públicos municipales y la creación de una empresa municipal, similar a Auvasa, que dejaría la gestión y el control directamente en manos del Ayuntamiento.

 

Cabe recordar que en el momento en que el equipo de Gobierno abrió el debate sobre el futuro del ciclo del agua, la concejal de Medio Ambiente explicó que la prestación como un servicio público municipal, con la inclusión del mismo en los Presupuestos municipales, implicaría dificultades para subrogar al 100 por ciento del personal y estaría sometida a las reglas presupuestarias y de techo de gasto, lo que podría condicionar la inversión.

 

Las otras dos variantes eran la constitución de una Sociedad Mixta de la que entrarían a formar parte el Consistorio y una compañía externa y la continuidad de la adjudicación del servicio a una empresa privada.

 

Se da la circunstancia de que tanto Izquierda Unida, que impulsó la plataforma Toma la Palabra, como la formación respaldada por Podemos en las pasadas Elecciones Municipales se han integrado en una plataforma 'Por la Gestion 100% Pública del Agua en Valladolid', junto con entidades ciudadanas como la Federación de Asociaciones Vecinales o Ecologistas en Acción.

 

Mientras tanto el Grupo Socialista, como señalan las mismas fuentes, se decantó por la opción de la gestión pública en la última reunión de la Comisión, hace unos 20 días, pues los informes eran "favorables" y las previsiones económicas garantizan su viabilidad.

 

De este modo, la reunión que se celebrará mañana y la posterior rueda de prensa que ofrecerán el alcalde y la edil de Medio Ambiente, servirán para "certificar lo que está en mente de todos".

 

Por su parte, María Sánchez no ha querido pronunciarse aún sobre la apuesta de Valladolid Toma la Palabra en este asunto, por "respeto" al contenido de la reunión que se celebrará este miércoles en Comisión y a la opinión de los grupos políticos, por lo que emplaza a la convocatoria de prensa marcada para las 13.00 horas.

 

No obstante, ha recordado que uno de los 103 puntos del acuerdo de Gobierno con el PSOE era dar pasos para "un control público de la gestión del ciclo del agua".

 

Sánchez ha puntualizado que el acuerdo que pudiera escenificarse mañana no implicará la decisión definitiva, pues ha explicado que, una vez se marquen las posiciones de los grupos políticos, se encargará en la propia Comisión la redacción de una memoria del informe sobre la gestión del ciclo del agua, que recogerá la propuesta y se llevará primero a comisión y posteriormente a Pleno, por lo que se prevé que no se aprobará definitivamente al menos hasta septiembre.

 

Precisamente, la concejal de Medio Ambiente ha mantenido este martes una reunión con representantes de la empresa privada Aguas de Valladolid, adjudicataria del servicio desde 1997, para recuperar el funcionamiento del órgano de seguimiento del contrato, que según Sánchez no se reúne "desde hace años".