El Ayuntamiento de Valladolid colabora con la atención a refugiados sirios

La Junta de Gobierno Local ha concedido este martes dos subvenciones nominativas de 20.000 euros cada una, a Cruz Roja y a UNICEF para la atención a los refugiados sirios en Grecia y en Jordania.

La operación que pondrá en marcha Cruz Roja Española con la subvención del Ayuntamiento de Valladolid es el despliegue de la Unidad de Respuesta de Cuidados básicos de salud con el fin de actuar de forma inmediata ante la situación de emergencia provocada por la crisis de refugiados en Europa, proporcionando ayuda humanitaria a la población afectada, según necesidades identificadas.

 

La Unidad de Respuesta de Cuidados básicos de salud cuenta con puestos móviles y proveerá de asistencia básica de salud  a una población aproximada de 15.000 personas.

 

Más de 75.000 personas migrantes/ refugiados han llegado a las islas griegas de Samos y Chios desde el mes de septiembre. En este contexto, se justifica el despliegue de la ERU Cuidados básicos de salud, que contribuye  al apoyo y descarga de los servicios sanitarios que prestan apoyo a la población local en las islas.

 

Las actividades en las que se trabaja son básicamente asistencia sanitaria clínica (atención básica sanitaria a la población recién llegada y derivación, en su caso, a los hospitales de zona) y apoyo psicosocial (información básica y relevante a la población que llega, establecimiento de áreas seguras y de juego para menores, así como colaboración con el programa de restablecimiento de contactos entre familiares).

 

UNICEF, por su parte, señala que el conflicto en Siria es una de las crisis más graves que afecta a la infancia y uno de los más brutales de los que el mundo ha sido testigo en las últimas décadas.

 

Los niños están sufriendo las consecuencias de los enfrentamientos y la falta de acceso a servicios básicos de salud, educación y protección. Toda una generación de niños y niñas está en riesgo, sufriendo la violencia, el desplazamiento a gran escala y la escasez de recursos básicos.

 

Desde el inicio de la crisis, 629.266 sirios han cruzado la frontera de Jordania escapando de la violencia. Más de la mitad, 325.329, son niños y niñas.

 

El campo de refugiados de Za’atari, en la gobernación de Al Mafraq, se estableció en julio de 2012. La población residente en el campo está compuesta en la misma proporción por hombres y mujeres. Se calcula que alrededor del 20% son menores de 5 años.

 

UNICEF, con la ayuda del Ayuntamiento de Valladolid, pretende facilitar la provisión, suministro y mantenimiento de instalaciones agua potable y de agua para usos domésticos, la distribución de kits de agua potable, saneamiento e higiene y kits de higiene para bebés; así como la promoción de la higiene y actividades de concienciación sobre el mantenimiento del agua.

 

La dotación de suministros (kits de higiene y tabletas de purificación de agua) beneficiará a un total de 2.125 personas durante un periodo de 6 meses.

 

Asimismo, se calcula que alrededor de 4.000 personas que viven en el campo de refugiados de Za’ataria se beneficiarán indirectamente del suministro de agua provisto mediante tanques.

 

La mayor parte de la población refugiada en el campo de intervención está conformada por mujeres y niños/as, normalmente madres que se encuentran solas al cuidado de sus hijos/as. Una de cada cinco unidades familiares tiene a mujeres como cabeza de familia.