El Ayuntamiento de Simancas saldará en mayo la deuda con Auvasa y estudia ampliar el servicio

Autobús de la línea 5 que enlaza Valladolid con Simancas. TRIBUNA

El municipio de la provincia vallisoletana pagará 500.000 euros mientras valora con la empresa de autobuses la ampliación de líneas y servicios.

El Ayuntamiento de Simancas liquidará en el mes de mayo la deuda que arrastra con la empresa municipal de transportes de Valladolid (Auvasa), fruto del convenio suscrito entre el municipio de la provincia y el Ayuntamiento de Valladolid para la extensión del servicio hacia la localidad fronteriza con la capital.

 

La deuda había engordado de manera considerable durante los últimos años por las tensiones de tesorería que habían maniatado las posibilidades de liquidarla. No obstante, en este periodo, el Ayuntamiento de Simancas se comprometió a realizar diferentes pagos parciales que han dejado el montante de la cantidad pendiente en 500.000 euros. Según el alcalde de la localidad, Miguel Rodríguez, "a principios de mayo estará todo liquidado".

 

El Ayuntamiento de Valladolid confirma la voluntad pagadora de Simancas para cumplir con el convenio fruto del cual se extiende la línea municipal de autobuses urbanos hasta el puente viejo de Simancas y la urbanización Entrepinos, con diferentes paradas en su término municipal. Posteriormente también se añadió el búho nocturno para los fines de semana o fechas especiales. El acuerdo, por encima de los 100.000 euros anuales, supone un servicio esencial para los habitantes de esa zona que, en su inmensa mayoría, tienen asentada su vida laboral en Valladolid capital. El tráfico completo de ida y vuelta se cifra en el entorno del millón de viajes realizados en estas líneas.

 

Ahora, Simancas y Auvasa estudian la posibilidad de ampliar las frecuencias, especialmente a Entrepinos, así como valorar si los autobuses de Valladolid pueden acceder a otras urbanizaciones que se han quedado descolgadas de este servicio. Las conversaciones entre ambos ayuntamientos y la empresa se desarrollarán en las próximas semanas.

 

En su momento, la deuda entre Simancas y Valladolid desató la duda sobre la continuidad de esta prolongación de líneas entre la capital y un municipio de la provincia. Para el alcalde de la vecina localidad vallisoletana no hay ninguna duda: "este servicio es innegociable porque es fundamental para  los ciudadanos".