El Ayuntamiento de Simancas aprueba su presupuesto de 2016 con superávit de 172.000 euros

Ayuntamiento de Simancas, en la Plaza Mayor de la localidad.

El alcalde, Alberto Plaza, destaca que a finales del próximo ejercicio la deuda será de 900.000 euros. El Presupuesto para el siguiente año rondará los 4’3 millones.

Simancas ya cuenta con Presupuestos para 2016 después de que estos se aprobaran en el Pleno Municipal esta misma semana. En ellos, destaca el superávit que tendrá el municipio vallisoletano de 172.000 euros, de manera que la deuda será de 900.000 al final del año que viene. Finalmente, y tras varios tira y afloja, los números se quedan en 4.300.000 euros, con los que, por cierto, se pretende crear nuevas partidas presupuestarias.

 

“Queremos sanear cuentas para tener un colchón suficiente y poder sanear de compromisos anteriores”, explica el alcalde de Simancas, Alberto Plaza, en referencia al nombrado superávit, antes de explicar las nuevas partidas. “Una será de empleo, para cofinanciar programas como una escuela taller o relacionadas con la formación de desempleados, en colaboración con la Junta de Castilla y León”. Y es que este apartado no es directamente competencia del Consistorio, pero se trata de una nueva apuesta.

 

Pero habrá más. También habrá subidas en Cultura, Turismo y Juventud. “Destacada sería una partida de 30.000 para actividades culturales y de promoción del Archivo General. Como sabéis hemos firmado un convenio firmado con el Ministerio por el que podemos utilizar la sala de exposiciones del Archivo para actividades culturales y la dotaremos culturalmente”. En cuanto a Juventud se pretende apostar por el centro juvenil en La Fanega, un espacio que ya existe, pero que se buscar lanzar de nuevo.

 

“También es importante una partida nueva para limpieza de viario público, de 150.000 euros, que no existía, y otra para parque y jardines, que hasta ahora era de 60.000 euros y se doblará hasta los 120.000 euros”, destaca el alcalde de Simancas, antes de recordar también que “se han congelado tasas e impuestos”.

 

“A partir de marzo podremos bajar el IBI cuando tengamos los datos de la revisión catastral que hemos solicitado, a la baja. Con ello se harán los ajustes correspondientes a las tasas”, sigue.

 

FUTURAS INVERSIONES

 

¿Pero de dónde ha salido el dinero para estas nuevas inversiones y para el superávit? “Ha bajado el capítulo de cumplimiento de sentencias judiciales y otro, el más importante, hemos hablado una modificación del convenio con Somacyl, del enganche que hacemos con la EDAR de Valladolid. El convenio nos obligaba a pagar este año 360.000 euros y después de diferentes negociaciones, en vez de pagarlo así, lo hemos llevado a ejercicios futuros”. De esta manera ese dinero se abonará entre 2017 y 2018, “un balón de oxígeno”, según el alcalde.

 

“Tenemos capacidad de endeudamiento mayor, pero vamos a mantenernos. Estamos en un 21% y podíamos llegar a un 75%, por lo que son unas cuentas equilibradas y muy reales, comedidas”, valora Alberto Plaza.

 

En cuanto a la financiación de la deuda con Auvasa, el alcalde ha asegurado que son 252.000 euros los que se han fijado para la subvención que ahora mismo fijada con la empresa de autobuses. “Queremos rebajarla y pronto tendremos noticias en ese sentido, tenemos una reunión pendiente con el Ayuntamiento de Valladolid”, ha concluido Plaza.