El Ayuntamiento de Rioseco modifica el PGOU para permitir un campo de golf

Infografía del proyecto del campo de golf y la urbanización en la finca Villagodio.

El pleno de la corporación de la ciudad de los Almirantes ha aprobado la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de la localidad, que permitiría la construcción de un campo de golf de 18 hoyos y una posible urbanización de 400 viviendas.

El Ayuntamiento de Medina de Rioseco ha dado luz verde al proyecto de creación de un campo de golf de 18 hoyos que pretende construir un grupo de empresarios de la Comunidad y de otros lugares de España en unos terrenos ubicados en la finca conocida como Villagodio, entre la propia localidad y la ermita de Castilviejo.

 

El primer requisito era la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Rioseco, para lo que el pleno de la corporación aprobó esta reforma del PGOU, con los únicos votos favorables del grupo Popular, que incluye “la delimitación de un sector urbanizable con ordenación detallada sobre un ámbito que comprende varias parcelas rústicas en la finca Villagodio, situada en la margen izquierda del río Sequillo, al suroeste del núcleo principal”, tal y como se recoge en la propuesta.

 

En un principio, el proyecto comprendía la creación del campo de golf de 18 hoyos y la construcción de una urbanización de casi 400 viviendas unifamiliares, un apartahotel y zona de recreo, en la parcela de más de 75 hectáreas adquirida en 2007. Tribuna de Valladolid ha intentado ponerse en contacto con los promotores, quienes han declinado hacer declaraciones a la espera de presentar el proyecto final.

 

El alcalde de Medina de Rioseco y diputado provincial, Artemio Domínguez, explicó que se trata de un proyecto “beneficioso” para la comarca “por lo que desde el Ayuntamiento tenemos que intentar dar todas las facilidades para que se pueda llevar a cabo”. No obstante, el regidor de la ciudad de los Almirantes advierte que esta modificación no supone que el proyecto salga adelante “eso dependerá de los promotores y de la situación económica” y augura que se prolongará en el tiempo, antes de preguntarse retóricamente que “qué municipio no daría facilidades para albergar un proyecto de esta talla”.  

 

Según ha podido conocer este diario, la intención de los empresarios es, por el momento, construir las instalaciones deportivas dedicadas al golf y en un futuro completar la actuación proyectada. Los trámites se iniciaron en el año 2010 y a finales del mes de diciembre y en los primeros días del año 2011 se dispuso la exposición pública del avance del instrumento, sin que se obtuvieran ninguna sugerencia o alternativa. Asimismo, los promotores presentaron el correspondiente estudio de Impacto Ambiental, según las directrices que marca el servicio territorial de Medio Ambiente.

 

Con la aprobación de la modificación puntual del PGOU, que ahora se expondrá públicamente en espera de alegaciones, se permite la transformación urbanística de una finca declarada como suelo rústico que permitirá “la implantación de un equipamiento deportivo destinado a la práctica del golf y servicios asociados”, así como la reconversión de suelos, actualmente, calificados como rústico en un sector urbanizable residencial.