El Ayuntamiento de Laguna de Duero expone paneles divulgativos sobre los Derechos de la Infancia

Se invita así a los vecinos a la reflexión del significado de cada uno de estos derechos y de los logros conseguidos en estos veinticinco años a nivel internacional.

Con motivo del XXV Aniversario de la Convención de los Derechos de la Infancia, que se celebrará el próximo 20 de noviembre, el Ayuntamiento de Laguna de Duero, a través de la Concejalía de Servicios Sociales, desde el 18 de noviembre y hasta finales de mes, va a exponer en la parte exterior del Polideportivo municipal una serie de paneles informativos y divulgativos sobre los Derechos de la Infancia.

 

Se invita así a los vecinos a la reflexión del significado de cada uno de estos derechos y de los logros conseguidos en estos veinticinco años a nivel internacional.

 

La Convención es el primer instrumento internacional jurídicamente vinculante de la protección de los derechos del Niño, lo que significa que establece una fuerza obligatoria para el conjunto de derechos que estipula.

 

La aprobación de la Convención sobre los derechos del Niño por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989, fue la culminación de 30 años de esfuerzos por conseguir que la comunidad internacional reconociese a los niños como sujetos con derechos.

 

En 2014, 193 países han ratificado este tratado. Dos países no lo han hecho: Somalia y Estados Unidos. Firmar y ratificar este acuerdo significa que los gobiernos se comprometen a hacer cumplir los derechos y a rendir cuentas sobre su cumplimiento al Comité de Derechos del Niño.

 

España firmó la convención el 26 de enero de 1990. Ratificando el acuerdo el 6 de diciembre de 1990 con dos declaraciones: la primera se refiere a dejar constancia aclaratoria de que la adopción de un niño de otro país no debe implicar beneficio material más allá de lo absolutamente necesario. En la segunda, por su parte, se manifiesta la disconformidad de España con respecto a que el límite de edad en el reclutamiento y participación en conflictos armados de niños y niñas sea a partir de los quince años, considerándolo muy temprano.