El Ayuntamiento de Laguna de Duero cierra 2014 con un superávit de más de 400.000 euros

Luis Minguela, alcalde de Laguna de Duero.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Laguna de Duero ha realizado una gestión ordenada de la economía municipal que ha dado como resultado el cierre de 2014 con un superávit de 401.428,96 euros, dejando en positivo el remanente líquido de Tesorería, que llegó a estar en -7,5 millones de euros.

El alcalde de Laguna de Duero, Luis Minguela, ha calificado estos datos de “muy positivos y esperanzadores. Hemos tenido que adoptar medidas duras de reducción de gastos. Esto, sumado al esfuerzo de todos los vecinos de Laguna y de los trabajadores del Ayuntamiento, ha hecho posible que hayamos dado un vuelco a la situación”. 

 

“Iniciamos la legislatura con -7,5 millones de euros en la caja municipal debido a la crisis de la construcción y del ladrillo; y la falta de pago de otras administraciones: Europa, Estado central, y Junta de Castilla y León”, ha puntualizado Minguela.

 

El regidor lagunero ha avanzado que conseguir la estabilidad en la Tesorería municipal, “implica que podremos devolver en breve a los vecinos su gran esfuerzo, realizando inversiones en nuevas dotaciones municipales, urbanizado de calles, retomar proyectos que se quedaron atrás por la crisis, y especialmente unas nuevas instalaciones deportivas que Laguna tanto necesita”.

 

Durante 2014 el gasto social y de empleo se elevó el 35% en su conjunto para apoyar a los que más lo necesitan. Así se presupuestaron más de 1.086.000 euros destinados al gasto social y de empleo para garantizar un considerable aumento en el apoyo a las familias y colectivos más vulnerables entre el servicio de ayuda a domicilio, la atención a la dependencia, la promoción y reinserción social, y la creación de un Plan de Empleo durante ese año.

 

Por su parte, el presupuesto destinado en 2014 al fomento del empleo y la actividad económica en el municipio experimentaron un crecimiento del 107% dotando de 326.693 euros al apoyo de emprendedores, vivero de empresas, talleres duales, etc.

 

En 2014 se congelaron las tasas municipales, y en 2015 se han congelado las tasas y los impuestos municipales.

 

Luis Minguela ha destacado que “los datos nos dan la razón, y demuestran que hemos realizado una política económica totalmente responsable. No gravamos con subidas de impuestos y tasas a los vecinos de Laguna. Continuamos incluyendo un buen número de bonificaciones a personas y familias en situaciones complicadas afectadas por la crisis”.

 

La prestación de servicios municipales con principios de eficacia y eficiencia permiten que para el año 2015 las arcas públicas absorban el incremento del coste de la vida (IPC), como por ejemplo el de la electricidad y el resto de los suministros, sin subir los impuestos ni las tasas municipales.