El Ayuntamiento asegura que los datos del PSOE sobre ejecución presupuestaria no son oficiales

El Partido Popular ha salido al paso de las acusaciones de los socialistas con un comunicado del concejal de Hacienda, Alfredo Blanco.

El Ayuntamiento de Valladolid ha recalcado este martes que los datos que ha mostrado el Grupo Municipal Socialista para asegurar que el equipo de Gobierno manipula los presupuestos municipales inflando las partidas de gasto para luego no ejecutarlas y "venderlo" como ahorro, no se corresponden con los oficiales de la contabilidad municipal.

 

Según ha explicado el concejal de Hacienda, Alfredo Blanco, en un comunicado del Ayuntamiento, para sostener sus argumentos el PSOE "entresaca del conjunto del presupuesto datos parciales de algunas partidas, con los que pretende sostener su tesis de que el Ayuntamiento incrementa en porcentajes espectaculares sus presupuestos, dejando importantes cantidades sin ejecutar, que luego, dicen los socialistas, vende como ahorros".

 

El edil ha afirmado que desconoce la procedencia de los datos que utiliza el PSOE, pero ha recalcado que "desde luego no coinciden con los oficiales de la contabilidad municipal". Así, por ejemplo, ha citado la partida "suministros" referida por el PSOE con una cantidad liquidada a finales de 2012 de 2.710.455 euros y contrastada con la cantidad presupuestada en 2013, que señala como 4.467.672 euros.

 

"En realidad la cantidad liquidada por este concepto en 2012 fue de 10.273.196 euros y la presupuestada en 2013 de 10.414.218 euros", ha explicado.

 

Blanco ha insistido en que "del rigor en los Presupuestos municipales dan buena cuenta las liquidaciones presupuestarias" ya que en 2012, como en los últimos ejercicios, "tanto el resultado presupuestario, como el ahorro neto y el remanente de tesorería, han resultado positivos".

 

En este sentido, ha aportado datos de ejecución de 2012 con un 89 por ciento del presupuesto de ingresos y un 90 por ciento del apartado de gastos. En este último apartado, la ejecución en las partidas correspondientes a "gastos corrientes y servicios" ha estado por encima del 95 por ciento del presupuesto inicial, y las integradas en el Capitulo 4 de "transferencias corrientes" en más de un 98 por ciento, según los datos aportados por el concejal de Hacienda.

 

Ha añadido que los niveles de ejecución presupuestaria del Ayuntamiento de Valladolid en los últimos años "son muy superiores a la media de los municipios españoles; conforme a los últimos datos extraídos en la web del Ministerio de Hacienda, el nivel de ejecución de gasto es diez puntos porcentuales más que la media del conjunto de los municipios".

 

En cuanto a los ahorros obtenidos, ha explicado que el Consistorio mantiene la política ya implantada a lo largo del pasado mandato, cuando el gasto corriente municipal se redujo "en más de 9 millones de euros".

 

También ha recordado que en 2012 se aprobó el Plan de Racionalización del Gasto Corriente, con el que está previsto ahorrar más de 14 millones de euros entre los años 2012 y 2015. En el primer año de implantación, 2012, "tal y como consta en el informe de evaluación efectuado por la directora del Servicio de Gestión Presupuestaria el pasado mes de abril", el importe total ahorrado asciende a 6.882.385 euros, por lo que se puede afirmar que se ha conseguido el objetivo establecido para 2012 "superando la cantidad prevista en un 48,07%".

 

BIENES INMOBILIARIOS NO SON GASTO CORRIENTE

 

Asimismo, se ha referido el concejal al inflado de las partidas de ingresos provenientes de "bienes inmobiliarios" que ha denunciado el Grupo Socialista, cuando, según Alfredo Blanco "nada tiene que ver con el Plan de Racionalización, que se refiere únicamente a gastos corrientes". El edil ha puntualizado que "cualquier ingreso de capital únicamente puede destinarse a gastos de capital, por lo que la presupuestación de este tipo de ingresos en nada puede afectar al presupuesto de gasto corriente, que es el afectado por el Plan de Racionalización".

 

Por último, ha garantizado que el equipo de Gobierno municipal continuará con la política presupuestaria "de rigor, realismo y responsabilidad, que tan buenos resultados están ofreciendo a los vallisoletanos", así como con la restricción del gasto corriente para  liberar nuevos recursos que puedan destinarse a la prestación de servicios públicos y a la ejecución de las inversiones que la ciudad necesita.

Noticias relacionadas