El Ayuntamiento anuncia un ahorro de 6,9 millones mediante el plan de racionalización del gasto en 2012

El Ayuntamiento de Valladolid ha obtenido un ahorro de 6.882.385 euros mediante la aplicación del Plan de Racionalización del Gasto Corriente correspondiente al ejercicio 2012, según datos de un informe elaborado por la Concejalía de Hacienda y Función Pública.

   

En un comunicado recogido por Europa Press, el concejal de Hacienda, Alfredo Blanco, ha resaltado la voluntad del equipo de gobierno de seguir en esta línea ante el escenario de crisis y caída de ingresos.

 

El informe elaborado por la Concejalía de Hacienda y Función Pública sobre el cumplimiento del plan estratégico de racionalización del gasto corriente correspondiente al ejercicio 2012 revela que tanto el Ayuntamiento como sus fundaciones y empresas públicas han cumplido "sobradamente" con las previsiones del mismo, al conseguir reducir sus gastos de funcionamiento en una cantidad muy próxima a los 6,9 millones de euros en su primer año de vigencia.

 

El plan, que comprende el periodo 2012-2015, fue aprobado por la Junta de Gobierno Municipal el 24 de febrero de 2012 tanto para el Ayuntamiento como para las entidades municipales Fundación Municipal de Deportes, Fundación Municipal de Cultura, Fundación Seminci, Sociedad Municipal del Suelo y la Vivienda de Valladolid (VIVA) y la Empresa Municipal de Autobuses urbanos de Valladolid (Auvasa).

 

La finalidad perseguida con su aprobación es la introducción de una serie de medidas y directrices en la organización municipal que sirvan para incrementar la eficacia de los recursos públicos asignados a los gastos de funcionamiento.

 

Con el fin de verificar el cumplimiento de dichos objetivos, y de acuerdo con lo establecido en el propio Plan, tras la aprobación de la liquidación del Presupuesto 2012, la Concejalía de Hacienda y Función Pública ha elaborado un informe que analiza el reflejo económico que el plan ha tenido en el ejercicio presupuestario del año 2012.

 

A la vista de la información remitida por las distintas entidades municipales, la conclusión fundamental que extrae el Ayuntamiento es que se ha cumplido "con creces" el objetivo de ahorro en gasto corriente pretendido con la aprobación del plan, correspondiendo el mayor porcentaje de ahorro al Ayuntamiento de Valladolid, que con 4.954.920 euros ha aportado el 71,99 por ciento del ahorro total.

 

Dentro del Ayuntamiento, todas las Áreas han contribuido al cumplimiento de los objetivos del Plan, con la Concejalía de Hacienda y Función Pública a la cabeza, ya que ha aportado al ahorro total generado por el Ayuntamiento más de 2 millones de euros que representan el 43,36 del importe final.

 

AHORRO Y OPTIMIZACIÓN DE RECURSOS

 

Si se analiza el ahorro resultante por capítulos presupuestarios, las mismas fuentes han destacado el importante ahorro de 1.449.462 euros generado en el capítulo 2 de gastos corrientes y servicios, seguido por el capítulo 1 de gastos en personal que se ha reducido en  1.156.315 euros.

 

Los gastos corrientes afectados por el plan de racionalización son muchos y variados. Por ello, han incidido en los ahorros generados en materia de contrataciones externas, alquileres y arrendamientos, publicidad y propaganda, reuniones, conferencias, cursos y dietas. Por su parte, la reducción en gastos de personal se debe, según las mismas fuentes, a la disminución de las horas extras o a la disminución del número de horas sindicales.

 

Este informe es "reflejo de la buena gestión del equipo de gobierno municipal y pone de relieve nuestra firme voluntad de optimizar al máximo los recursos con los que cuenta la administración municipal en este momento de crisis económica y de caída generalizada de ingresos", ha explicado Alfredo Blanco.

 

"Así, estamos generando ahorros en actividades no prioritarias para destinar estos recursos liberados al mantenimiento de todos los servicios públicos y a la ejecución de las inversiones imprescindibles para el desarrollo de la ciudad", ha concluido el concejal.

 

En el comunicado se ha recordado que los objetivos concretos con los que partía el plan eran reducir el gasto de naturaleza corriente, mejorar la gestión de fondos públicos y fomentar el uso racional de los recursos del Ayuntamiento de Valladolid, sus organismos autónomos y sociedades mercantiles, así como mejorar la imagen institucional del Consistorio.