El aumento de pecho, la cirugía estética más demandada en España

El aumento de pecho se convierte en la cirugía estética más practicada en España, sobre todo a mujeres entre 18 y 44 años, situándose por encima la liposucción, que cuatro años atrás era la primera en el ránking.

Son datos estadísticos arrojados del último informe 'La realidad de la cirugía estética en España 2014' basado en una encuesta a cirujanos plásticos, hospitales y centros sanitarios, -que sirve como actualización de una que ya se realizó en 2010-, y elaborado por la Sociedad Española de Cirugía Plástica Reparadora y Estética (Secpre).

 

Según ha explicado durante la presentación del informe el president de la Secpre, Miguel Chamosa, en 2013 se realizaron 65.000 intervenciones de cirugía estética, de las que los aumentos de mamas (con implante o prótesis de mama) supusieron el 25 por ciento del total, es decir, 16.000 operaciones. Sin embargo, se registraron casi 12.000 liposucciones (18% del total) por lo que estas pierden el primer puesto. Incluso, ha concretado, la suma de todas las cirugías de la cabeza como el estiramiento facial, la blefaroplastia (en párpados), la otoplastia (en orejas) "superan en algo el número de liposucciones".

 

Siguiendo con el ránking en las mujeres, en tercer lugar se sitúa la blefaroplastia, y a continuación los rellenos o injertos con grasa autóloga (del propio individuo). "Esta es una intervención que ha ido en aumento en estos cuatro últimos años con prácticamente un siete por ciento de la totalidad de intervenciones de cirugía estética", ha matizado el doctor.

 

"La creciente importancia de este tipo de operación se debe a la calidad que tiene la grasa, esencial por un lado para la mejora los resultados estéticos en volumen y, por otro, para favorecer la condición de la piel y de los tejidos circundantes allí donde se implanta", ha explicado la secretaria general de la Secpre, la doctora Marta García Redondo.

 

En quinto y sexto lugar se posicionan como preferencias en las féminas la combinación de aumento y elevación de mamas y la abdominoplastia, con un 6,9 y un 6,2 por ciento respectivamente sobre el total.

 

CIRUGÍAS MÁS DEMANDADAS POR LOS HOMBRES

 

En lo referido a las intervenciones más demandadas por los hombres, el primer puesto lo ocupa la liposucción, seguida de la blefaroplastia, la rinoplastia, la ginecomastia y la otoplastia.

 

"Cabe destacar que la ginecomastia no computa en el ránking de las mujeres porque es una operación propia de los hombres", ha detallado Chamosa. "La patología que obliga a someterse a la cirugía se trata del aumento de tamaño de una o ambas glándulas mamarias en el hombre, generalmente por causas desconocidas, aunque se asocie a veces al consumo de ciertos medicamentos". Su tratamiento quirúrgico suele ser mastectomía o liposucción de la mama.

 

Con respecto a intervenciones por sexo de los pacientes, un 88 por ciento fueron practicadas a mujeres y un 12 por ciento a hombres. "Estos datos no han cambiado mucho respecto a los de 2010", ha comentado el experto.

 

Al analizar la edad de los pacientes que deciden someterse a este tipo de cirugías, los resultados revelan que la más frecuente es la franja comprendida entre los 30 y los 44 años (supone el 42%). Le siguen las franjas inmediatamente posterior e inferior, es decir, las que abarcan los periodos de 18 a 29 años y de 45 a 60 años.

 

"Este año hemos incluido por primera vez las intervenciones a menores de 18 años, por el interés mediático que despiertan", ha señalado García Redondo añadiendo que estas "suponen el 1,3 por ciento del total de operaciones a todas las edades". Las cirugías que se refieren al pabellón auricular son las más demandadas, suponiendo casi la mitad del total de operaciones que se realizan a menores. "Es muy importante aclarar que este tipo de operaciones se hacen por motivos psicológicos y con previa petición del paciente y sus padres", ha asegurado.

 

Otro apartado del informe muestra el análisis de los costes medios a los que ascienden este tipo de intervenciones. "Más de 300 millones de euros se han empleado en esta especialidad, aunque el precio de cada intervención depende de diversos factores, como el cirujano plástico, el hospital (habitación y dependencias), el tipo de implante (no existe ninguna fábrica de implantes en España), etc", ha argumentado Chamosa.

 

EL NÚMERO DE CIRUGÍAS CAE POR LA CRISIS Y EL INTRUSISMO

 

Por otro lado, los resultados de la encuesta reflejan que las cirugías estéticas han disminuido entre un 15 y un 18 por ciento. Al margen de la crisis económica, "que ha influido bastante", los encuestados atribuyen este descenso "sobre todo al intrusismo profesional, por lo que la sociedad pide que exista una ley reguladora en España para que solo los titulados de Cirugía Plástica Estética y Reparadora podamos realizar este tipo de intervenciones", ha reivindicado el doctor.

 

"Por ello se recomienda a los pacientes que exijan esta titulación al médico que vaya a operarles, y que la cirugía se haga en un quirófano que tenga todos los recursos necesarios", ha concluido