El Aula vuelve a la competición con la novedad de Mariia Makarenko

La División de Honor Femenina de balonmano regresa para el BM Aula Cultural. Y lo hace de nuevo en el polideportivo Miriam Blasco, donde este sábado (18.00 horas) se juega buena parte de su futuro en esta competición ante un rival directo como es el Kukullaga Etxebarri.

Por un lado, el equipo vallisoletano puede dar un paso de gigante para mantener la categoría en caso de sumar dos nuevos puntos pero, por otro, si el BM Aula logra ganar el partido ante el conjunto vasco, las opciones de disputar la próxima edición de la Copa de la Reina aumentarían notablemente. Pese a que el entrenador aún no quiere ‘ni pensar’ en la competición del KO, ya que el objetivo sigue siendo la salvación, está claro que disputar la Copa está en la mente de todos. Por eso, seguir sumando el sábado se convierte en un objetivo primordial para continuar creciendo deportivamente y poder pensar, ahora sí, en ese sueño llamado ‘Copa de la Reina’.

 

Para ello, el técnico vallisoletano cuenta con toda su plantilla, incluyendo a la nueva guardameta Mariia Makarenko. La ucraniana que ha sido presentada esta semana de manera oficial será la principal novedad de un conjunto vallisoletano que recupera a las hermanas Torres, ausentes en los últimos choques ligueros por sus compromisos con la selección chilena. La única duda es Cristina Cifuentes, aquejada de un fuerte esguince de tobillo que la ha impedido entrenar con normalidad en los últimos días.

 

Por su parte, el conjunto vasco llega a la capital del Pisuerga sabiendo que una derrota las alejaría definitivamente de la Copa, ya que actualmente ocupan la novena posición de la tabla con 7 puntos, es decir, uno menos que el cuadro castellano. El Kukullaga Etxebarri ha caído derrotado en sus dos últimos compromisos liguero, el más reciente ante sus vecinos del Bera Bera por un contundente 15 a 40. Por eso,  además de sumar una victoria, mejorar la mala imagen de su último partido se convierte en su otra asignatura pendiente.

 

Por todo ello, el técnico local, Miguel Ángel Peñas ya ha avisado que el partido “no va a ser nada fácil”. “Como siempre en nuestro campo, tenemos que dar lo mejor de nosotros mismos, defender con mucha intensidad y aprovechar al cien por cien nuestras armas para derrotar a un conjunto experimentado en la categoría, con muy buenas jugadoras y que ye en pretemporada nos dieron un buen susto cuando jugamos en su cancha. Ellas también se juegan mucho, así que no podemos despistarnos en ningún momento si queremos sumar los dos puntos en juego. Son un muy buen equipo que esta temporada ya han demostrado poder competir con todos los rivales y en el Miriam Blasco se juegan estar o no en la Copa”. Las palabras de Peñas en la previa del partido eran así de claras.

 

Un encuentro en el Miriam Blasco donde además el club vallisoletano rendirá un sincero homenaje en los prolegómenos del partido al que hasta hace unos días ha sido el secretario del BM Aula, Alfonso Rodríguez Bayón, fallecido el mes pasado. Además, el choque servirá para que en torno a las 5 de la tarde se lleve a cabo la tradicional foto de club para este 2014, donde se darán cita los más de 140 jugadores de los equipos de las categorías inferiores del CD Balonmano Aula.

 

Un encuentro con muchos alicientes y donde el BM Aula no puede ni quiere fallar para seguir haciendo historia. Una victoria que daría aún más alas a un equipo que sigue demostrando no tener límites y que desea seguir soñando con disputar la Copa del Reina en su debut en la élite del balonmano femenino nacional