El Aula Cultural suma una dolorosa derrota en Córdoba

Las vallisoletanas sucumbieron ante el farolillo rojo de la tabla (33-28) a pesar de ir por delante del marcador en muchas fases del encuentro.


Adesal Córdoba 33: Meriem, Alba Sánchez (3), Inés Hernández (7), Bea Puertas (5), Yacaira Tejeda (6), Azahara Barea, Paula Valdivia (6), Merche Fernández (p), Leire Blázquez (2), Isa Moreno (2), Ángela Ruiz, Cristina Santiago, Elisabeth Requena y Cristina Gabaldón (4),


 
Aula Cultural 28: María González (p), Beatriz Casquero, Celia López (2), Ana Vergara (3), Ángela Nieto (1), Isabel Calderón (3), Alicia Torres (2), Verónica Torres, Cristina Cifuentes (3), Raquel de la Cruz (6), Teresa Álvarez (3), Cecilia Cossío (1), Laura Muñíz (p) y Amaia González (5).


 
Parciales: 2-3, 5-3, 7-5, 8-6, 9-10, 13-14 // 17-15, 21-16, 23-19, 25-20, 30-24 y 33-28.
 

Incidencias: Partido correspondiente a la 7ª jornada de liga de División de Honor disputado en el Pabellón del Barrio de la Fuensanta (Córdoba).

El CD Balonmano Aula sumó una nueva derrota a su casillero en su vista a Córdoba. El Adesal demostró tener muchas más urgencias que su rival y apoyado por una afición que nunca dejó de animar pudo conseguir sus primeros puntos del campeonato. Lo hizo gracias a un gran segundo tiempo, momento en el que las vallisoletanas se vinieron abajo tras el esfuerzo realizado durante la primera media hora de juego.

 

Durante el primer acto, el partido estuvo bastante equilibrado. Las locales llevaban la manija del juego, pero los rápidos contragolpes del Aula servían para mantener el marcador muy igualado. Los goles y la dirección de juego de Raquel de la Cruz hacían que su equipo se mantuviese en el partido y la defensa, que por momentos rayó la perfección, hizo el resto.

 

El buen juego de las vallisoletanas tenía su recompensa con las primeras ventajas a su favor en el ecuador de la primera mitad. De hecho, el BM Aula se fue al descanso con una mínima ventaja que dejaba el encuentro abierto de cara al segundo tiempo.

 

Sin embargo, el guión cambió por completo tras el paso por vestuarios. La eficacia de cara a portería desapareció durante muchos tramos del partido y el trabajo defensivo, que en la primera parte había sido sobresaliente, comenzó a fallar.

 

La imagen de las vallisoletanas iba poco a poco modificándose de manera negativa y las cordobesas de esos momentos de confusión y nerviosismo para irse en el marcador. Poco a poco, las locales se iban sintiendo más cómodas sobre la pista y un parcial de 6-1 acabó por ‘dinamitar’ un choque que hasta ese instante se había mantenido con opciones para ambos contendientes.

 

El técnico local, sabiendo de la importancia del partido pidió tiempo muerto, pero el BM Aula estaba ya muy ‘tocado’ tanto física como anímicamente. En ataque, las ideas no fluían y las pérdidas de balones eran constantes. La defensa perdió toda su intensidad y los lanzamientos del Adesal eran constantes.

 

Además, la portería dejó de funcionar y las guardametas fueron reduciendo notablemente en su porcentaje de  acierto. Un cúmulo de circunstancias que acabó por arrollar a un BM Aula que se dejó llevar y que nunca tuvo opciones de poder regresar al partido.

 

Todo ello desembocó en una derrota justa, como ha señalado el propio técnico, que no tiene que pasar factura a un bloque que en una semana debe volver a demostrar en casa todo su potencial para escapar de la parte peligrosa de la tabla. Una zona de donde intentará salir el Adesal gracias a su primera victoria. Un balón de oxígeno para un colista que abandona ‘el farolillo rojo’ después de estos dos puntos ante el BM Aula Cultural.