El Aula Cultural sonríe tras ganar al Casteldefells (30-27)

Una acción de ataque del Aula Cultural en su victoria ante el Casteldefells. FOTO: VALENTÍN G. GARIBAY

El Aula Cultural ya puede presumir de haber logrado su primer triunfo en casa en División de Honor. Lo ha hecho a costa de un rival directo en su lucha por la permanencia. 

AULA CULTURAL 30: María González (p) Patricia Fernández, Celia López, Ana Vergara, Ángela Nieto, Isabel Calderón, Alicia Torres, Cristina Cifuentes, Raquel de la Cruz, Teresa Álvarez, Cecilia Cossío, Bea Casquero, Laura Muñíz (p) y Amaia Garibay.

 

ESPORTIÚ CASTELDEFELLS 27: Hege Bolstad (p), Emma Boada, Yael Alfaro,  Anna Manaut, Judith Toro, Judith Sans, Clara Poo, María Cadens, Patri Espínola, Silvia Lladró (p) y Anna Sancho.  

 

PARCIALES: 1-1, 4-4, 7-8, 8-10, 12-12, 16-15 // 17-17, 21-19, 23-21, 25-23, 27-24, 30-27

 

ÁRBITROS: Martín Rodríguez y Daniel Portela, del colegio gallego que excluyeron a  Celia López e Isabel Calderón por parte del BM Aula Cultural y a Anna Manaut, Judith Sans, Anna Sancho, Emma Boada y Clara Poo por parte del Esportiú Casteldefells.

 

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 8ª jornada de liga de División de Honor disputado en el Polideportivo Miriam Blasco ante más de 400 espectadores. Antes del encuentro el exjugador del BM Valladolid y exentrenador del BM Ciudad Real y BM Atlético de Madrid, Raúl Gozález, realizó el saque, después de que el club vallisoletano le rindiese un homenaje como uno de los socios más ilustres del BM Aula. 

Una victoria balsámica que hace que las vallisoletanas afronten en apenas tres días el desplazamiento más complicado de la temporada ante el líder Bera Bera con algo más de tranquilidad, ya con seis puntos, vuelven a escapar de manera momentánea de la zona peligrosa de la tabla, y adelantan a un Casteldefells que luchara con el BM Gasta el final por conseguir la salvación.

 

En esta ocasión, sí funcionó a la perfección el planteamiento de Miguel Ángel Peñas. En defensa, el conjunto castellano mantuvo la intensidad necesaria para llevarse el partido y en ataque, la notable efectividad sirvió para desequilibrar la balanza en los instantes decisivos del choque. Para completar, en la portería de volvió a mostrar un gran estado de forma que contagió al resto de jugadoras de una plantilla vallisoletana que lograron sacarse la 'espina' clavada ante su afición para brindar a su parroquia la primer victoria como locales.

 

En los minutos iniciales, la igualdad fue la tónica general de un partido que se preveía igualado. Las diferencias a favor de uno u otro equipo eran míimas. La conexión de la central teresa Álvarez y la pivote Ana Vergara comenzaba a dar sus frutos, pero no era sufiencente para alcabnazar una ventaja en el marcador que diera tranquilidad al equipo local. De hecho, la mayor distancia de la primera mitad fue adquirida en el ecuador cuando el equipo catalán se fue de cuatro goles. Un espejismo, ya quepoco después el buen hacer del BM Aula volvió a equilibrar el choque.

 

Tras el paso por vestuarios, el guión se mantuvo intacto. Ligeras ventajas para los dos equipos, aunque ya comenzaba a apreciarse el dominio local. Poco a poco el BM Aula se iba encontrando más a gusto sobre la pista del Miriam Blasco, y un arreón local con un parcial de 4-0 resultó decisivo.  A partir de ahí, las vallisoletanas supieron leer el encuentro, algo que había faltado en los últimos partidos en casa, y mantuvieron la ventaja.

Tres contraataques casi consecutivos culminados por la máxima goleadora del encuentro, Amaia Garibay, contrarrestaron los tres tantos de la estrella visitante, Emma Boada para confirmar una victoria muy necesaria de cara al futuro.

 

Por fin, el BM Aula Cultural puede presumir de haber ganado en casa en la máxima categoría del balonmano femenino nacional. Un triunfo que fue celebrado por todo lo alto por una afición que, una vez más cumplió con su equipo y llenó las gradas del Polideportivo Miriam Blasco. Una cancha donde, visto lo visto, volverá a vivir nuesvas fiestas con los logros de este equipo.

 

Ahora, y casi sin descanso, toca pensar en el lídfer, el Bera Bera. Este miércoles el BM Aula Cultural viajará hasta Guipuzcoa para rendir visita al mejor equipo del país. Otro paso más en la fulgurante carrera de un equipo que, una vez mas, ha demostrado una fe inquebrantable en sus posibilidades.