El Atlético vuelve a un escenario maldito en busca del primer puesto

Saúl Ñíguez en el Atlético de Madrid - Benfica

El Atlético de Madrid volverá a jugar este martes en el Estadio da Luz de Lisboa, escenario de aciago recuerdo donde hace año y medio perdió la final de la Liga de Campeones ante el Real Madrid, en busca del primer puesto del Grupo C, para lo cual necesita vencer al Benfica en la última jornada de la fase de grupos.

 

 

POSIBLES ALINEACIONES.

BENFICA: Julio Cesar; Almeida, Jardel, López, Eliseu; Samaris, Talisca, Guedes, Gaitán; Jiménez y Jonas.

ATLÉTICO DE MADRID: Oblak; Juanfran, Godín, Giménez, Filipe Luis; Gabi, Koke, Saúl, Carrasco; Griezmann y Fernando Torres.

ÁRBITRO: Ovidiu Hategan (RUM).

ESTADIO: Da Luz.

HORA: 20.45/beIN Sports.

El 24 de mayo de 2014 está grabado en la memoria del Atlético como otra fecha de infausto recuerdo por apenas unos segundos, los que separaron el gol de Sergio Ramos del final del tiempo reglamentario. En la prórroga, el Real Madrid arrasó a su exhausto vecino y le dejó sin el mayor premio de toda su historia.


Ahora, el equipo rojiblanco retorna al estadio lisboeta con un objetivo bastante más modesto, pero importante en su nuevo asalto a la Liga de Campeones, ya que otorga la ventaja de campo en octavos de final, ronda para que ya han sacado billete los dos equipos que se citarán este martes.

El empate a 10 puntos y la victoria del Benfica en el Vicente Calderón (1-2), donde remontó el gol inicial de Correa con los tantos de Gaitán y Guedes, provocan que al Atlético solo le sirva el triunfo para conservar el primer puesto. Aquel partido fue el último tropiezo de los pupilos de Diego Pablo Simeone, brillantes en defensa y sólidos en su juego para encadenar doce partidos invicto.

Jan Oblak, que volverá al escenario donde fue pieza clave para que el Benfica conquistara Liga y Copa en la temporada 2013/14, ha puesto el candado y el Atlético ha dejado su portería a cero en 13 de los 20 partidos oficiales del curso. Con esta fortaleza atrás, apenas ha necesitado marcar goles para encadenar seis triunfos, el último en Granada (0-2).

En este último duelo de la fase de grupos, Simeone sufrirá las bajas ya conocidas de Tiago y de Jackson Martínez, que sigue sin recuperarse de su lesión de tobillo. Por ello, se espera que vuelva a alinear a Saúl Ñíguez en el medio y en ataque a Fernando Torres, que sigue persiguiendo su gol centenario con la camiseta 'colchonera'.

RAÚL JIMÉNEZ QUIERE DEMOSTRARLE SU VALOR A SIMEONE

Por su parte, el Benfica llega en un buen momento de forma después de encadenar cuatro victorias en la liga portuguesa que, sin embargo, no le han servido para acercarse al liderato, que ostenta el Sporting con ocho puntos de ventaja.

En la Liga de Campeones, el equipo luso ha superado sus dos escollos como local ante Astana (2-0) y Galatasaray (2-1) y buscará el pleno con la tranquilidad de saber que el empate también asegura su objetivo de capturar el primer puesto, lo que podría provocar que ceda la iniciativa en busca de hacer daño al contragolpe como hiciese en Madrid.

El equipo entrenado por Rui Vitória sufrirá la importante baja de su capitán y bastión defensivo Luisao, que se fracturó el brazo izquierdo en un partido de la Copa lusa. También están lesionados Nelson Semedo y el exrojiblanco Eduardo Salvio, mientras que es dudosa la presencia de otro exjugador del Atlético como Silvio.

Quienes nos faltarán son Nico Gaitán, jugador más talentoso del equipo y que fue clave en el Calderón, ni Raúl Jiménez, con ganas de desquitarse ante un Simeone que apenas le dio minutos de juego el pasado curso y que viene de salvar a su equipo en Kazajistán con un doblete ante el Astana (2-2).

 

 

Noticias relacionadas