El Atlético Valladolid vence al Cisne BM y suma su sexta victoria consecutiva en Liga

Compases previos al inicio del partido en el Municipal de Pontevedra. TWITTER

Los de Nacho González supieron recomponerse a un mal inicio para terminar ganando con comodidad en Pontevedra y seguir en la lucha por el liderato. 

Cisne BM (24): Jose Antonio Lafuente (portero), Iván Abilleira (0), Bruno Montesinos (0), Alexandre Chan (2), Pablo Picallo (1), Ramón Gil (2), Fabián González (2), Miguel Simón (0), Pablo Galán (portero), Javier Vázquez (1), Carlos Pombo (2), Iago Cuadrado (1), Pablo Vidal (0), Pablo Rey (0), Pepe Camiña (3), Guillermo Rial (10, 5p).

 

Atlético Valladolid (30): Javi Díaz (portero), Diego Camino (2), Fernando Hernández (11), Gonzalo Viscovich (-), Nico López (1), Filip Kallman (3), David Fernández (2), Alfonso de la Rubia (2), José Ángel Delgado Ávila (-), Sergi Grossi (3), Roberto Turrado (0), Daniel Pérez (1), Roberto Pérez (0), Luisma Lorasque (4), Joel Gómez (1) y César Pérez (portero).

 

Parciales cada 5 minutos: 3-3, 6-4, 8-5, 8-9, 11-11, 13-14 -descanso- 14-17, 16-19, 19-21, 21-25, 22-26 y 24-30

 

Árbitros: Sergio Francisco Gallardo y Francisco José Gallardo. Exclusiones a Roberto Turrado (4’, 44’), Nico López (7’), Miguel Simón (15’), Iago Cuadrado (28’).

 

Pabellón Municipal de Deportes (Pontevedra). Unos 250 espectadores.

El Atlético Valladolid sigue rompiendo records y en Pontevedra sumó su sexta victoria consecutiva en Liga gracias a su buena actuación ante el Cisne BM, al que superó por 24-30. El conjunto vallisoletano sigue tercero en la clasificación con 13 puntos, tras los imbatidos Bidasoa Irún y MMT Zamora, ambos con 14 puntos. El próximo partido medirá al Atlético Valladolid Recoletas y al MMT Zamora en Huerta del Rey.

 

Este triunfo cómodo se gestó después de un mal inicio del equipo pucelano, que arrancó con un preocupante 8-4 en el minuto 14. Varios errores defensivos e imprecisiones en ataque fueron los culpables de esta mala salida. Pero los vallisoletanos reaccionaron pronto y bien. El Atlético Valladolid se cerró mejor en defensa, puso un ritmo más alto y frenaron las pérdidas de balón con lo que se dio la vuelta al marcador, llegar al descanso con una mínima ventaja e ir aumentándola en la segunda mitad para vivir por fin un final plácido.

 

No pudieron jugar ni Ávila y Viscovich que, aunque viajaron, no disputaron ni un minuto en Pontevedra. Por suerte, su ausencia no se notó ya que el Atlético Valladolid firmó su mejor partido defensivo de la temporada, dejando al rival en 24 goles.

 

Lo cierto es que no empezó bien el Atlético Valladolid. Tras 4 minutos de tanteo con igualdad en el marcador (3-3) el conjunto vallisoletano entró en una fase en la que tuvo muchísimas dificultades para anotar debido a sus errores, sus ataques demasiado rápidos y pérdidas. Además, el Cisne BM aprovechó esos minutos de confusión visitante, también en defensa, para escaparse en el marcador (8-4, en el minuto 12). Solo el fantástico inicio de Javi Díaz en la portería permitía al Atlético Valladolid mantenerse en el partido.

 

Un tiempo muerto de Nacho González logró hacer reaccionar a los suyos y en un visto y no visto dio la vuelta al partido con un parcial de 1-7 en diez minutos. El Atlético Valladolid salió de este parón técnico más concentrado, tranquilo y subió su intensidad en defensa, acompañando por fin la buena actuación de Javi Díaz. Algo que frenó en seco la racha ofensiva del Cisne BM. Ocho minutos sin anotar del conjunto local permitieron este parcial positivo que dejaba el marcador en 9-11 en el minuto 21.

 

Pero no perdió la cara al partido el Cisne BM y aguantó el tirón de un Atlético Valladolid mucho más acertado y tranquilo, para llegar al descanso con un ajustado 13-14 a favor de los visitantes. Fernando Hernández se marchó a vestuarios con 7 goles anotados, cinco desde los 7 metros, mientras que Javi Díaz firmó 12 paradas en este primer tiempo.

 

El inicio de la segunda parte también fue positivo para el Atlético Valladolid ya que un par de nuevas paradas de Javi Díaz, y los goles Lorasque, Kallman, David Fernández y Fernando Hernández daba a los de Nacho González su máxima ventaja hasta el momento, 4 goles (14-18, minuto 35). Buenas sensaciones que se mantuvieron durante los siguientes minutos y ya hasta el final del choque.

 

El Atlético Valladolid se mostró más seguro y sereno en este segundo tiempo y mantuvo su ventaja cómoda de 3 y 4 goles para entrar en los minutos decisivos en clara disposición para llevarse la victoria (20-24 minuto, 48). Siguieron brillando con luz propia en estos minutos Fernando Hernández y el portero Javi Díaz, los goles de uno (once en total) y las paradas de otro (20 en total) llevaron en volandas a los pucelanos.

 

En la recta final del encuentro los de Nacho González lograron incluso ampliar su ventaja hasta los cinco goles (22-27, minuto 55) y fue entonces cuando el Cisne BM comenzó a bajar los brazos, entregando el triunfo al Atlético Valladolid, que venció por 24-30.