El Atlético Valladolid vence al Cisne BM (32-27) y sigue firme hacia el ascenso

Una acción del partido entre Atlético Valladolid y Cisne.

El conjunto vallisoletano sufrió más de lo previsto para derrotar al penúltimo clasificado, un triunfo que se gestó en la segunda parte.

Atlético Valladolid (32): Javi Díaz (portero), Diego Camino (1), Fernando Hernández (7), Filip Kallman (1),  David Fernández (5), Luisma Lorasque (3), Gonzalo Viscovich (6) -siete inicial- Roberto Turrado (-), Roberto Pérez (4), Alfonso de la Rubia (3), Sebastián Kramarz (-), Sergi Grossi (-), Jose A. Delgado Ávila (-), Daniel Pérez (2), Joel Gómez (-) y César Pérez (portero).

 

Cisne BM (27): Juan José Novás (portero), Ramón Gil (5), Fabián González (4), Miguel Simón (1), Carlos Pombo (5), Pablo Vidal (3), Guillermo Rial (5) –siete inicial- Santiago Cuenca (portero), Iván Abilleira (-), Pablo Picallo (1), Javier Vázquez (2), Iago Cuadrado (1), Estanislao Erselle (-)

 

Parciales cada 5 minutos: 3-4, 6-7, 8-10, 12-12, 13-14, 16-15 -descanso- 21-17, 22-20, 23-20, 27-22, 30-25 y 32-27

 

Árbitros: Matías Muñiz y Joseba Jokin Ordoki. Excluyeron a Carlos Pombo (19’), Miguel Simón (29’), Fernando Hernández (35’). Tarjeta roja a Pablo Picallo (47’)

 

Pabellón: Huerta del Rey (Valladolid) ante 1.800 espectadores. Asistió al partido la cantera del equipo de rugby El Salvador.

El Atlético Valladolid sufrió más de lo esperado ante el Cisne BM, al que derrotó por 32-27. El equipo gallego planteó un partido valiente, jugando de tú a tú con el equipo vallisoletano y aguantando el ritmo alto de un choque de muchos goles. En la primera parte, el Cisne BM fue el que llevó la iniciativa y solo en la segunda terminó cediendo ante el poderío ofensivo de los gladiadores azules.

 

El equipo dirigido por Eduardo Covelo, con varias bajas importantes como la del central Alex Chan, no le puso las cosas nada fáciles al Atlético Valladolid. El 2-0 inicial apenas duró un instante ya que el Cisne se puso inmediatamente por delante con un parcial de 0-3 (2-3), una ventaja que ya no abandonaría hasta el descanso.

 

Los vallisoletanos tuvieron muchísimas pérdidas en ataque, pases errados, lanzamientos claros fallados y tampoco en defensa estuvieron demasiado acertados. La ausencia de Roberto Turrado en el eje central de la defensa descolocó un poco al Atlético Valladolid. Probó con Ávila y Kallman al inicio, después con Kramarz y Ávila, pero en la primera parte nunca estuvieron cómodos.

 

El Cisne BM, con su ventaja, fue ganando confianza y presencia ofensiva en un partido que arrancó con un ritmo alto y muchos goles. El extremo Ramón Gil se erigió en goleador de los visitantes, junto a Fabián González, excelente en su lanzamientos y el central Guillermo Rial. A los 5 minutos los gallegos alcanzaron su máxima renta a favor (3-6) pero siguió controlando el marcador durante muchos minutos con ventajas de uno o dos goles. La poca continuidad defensiva de los locales no ayudaba, tampoco que en las dos superioridades que tuvieron no sacaran ningún provecho.

 

Una de esas superioridades dejó el marcador en 13-15 (minuto 24) para el Cisne. El Atlético Valladolid sacó más orgullo que juego en esa recta final para marcar un parcial de 3-0 y marcharse al descanso de nuevo con ventaja (16-15) tras un gol en el último segundo de David Fernández.

 

Sí aprovechó su primera superioridad el Atlético Valladolid en el inicio de la segunda parte. Prolongó su parcial hasta llegar al 5-0 y poner tierra de por medio por primera vez en el choque (18-15, minuto 32). Un buen momento para David Fernández, que anotó tres goles consecutivos para poner el 21-16, minuto 35, y encarrilar la victoria.

 

Más concentrado y engrasado en defensa, con menos pérdidas en ataque, y más acertado de cara a gol, el Atlético Valladolid Recoletas mantuvo esa ventaja hasta el final del partido que osciló entre los 4 y 5 goles. No sin dificultad ya que el Cisne no bajó los brazos y exigió el máximo a los locales. En la segunda mitad también brilló en la portería César Pérez, protagonista de varias paradas importantes y una de tres lanzamientos de 7 metros.

 

Los rivales del Atlético Valladolid en la lucha por el ascenso también ganaron. Mientras que el líder, Bidasoa Irún, derrotó al Meridiano Antequera a domicilio (23-29), y el Zumosol Ars Palma del Río ganó en su casa al Handbol Bordils (28-27), el MMT Seguros Zamora, siguiente rival de los vallisoletanos, tuvo que sufrir para ganar ante el BM Alarcos en Ciudad Real (33-34). En la próxima jornada la clasificación podría cambiar ya que se vivirán dos duelos directos cruciales: Zamora-Atlético Valladolid y Bisasoa Irún-Palma del Río