El Atlético Valladolid remonta ante el Sinfín para seguir creciendo

El Atlético Valladolid celebra la victoria ante el Sinfín

Los gladiadores azules voltearon en los últimos minutos un 20-24 en contra para terminar ganando, gracias también a la parada de Javi Díaz a un 7 metros del rival cuando restaban solo 30 segundos.

FICHA TÉCNICA

 

ATLÉTICO VALLADOLID (27): Javi Díaz (p.), Fernando Hernández (4), Gonzalo Viscovich (2), Víctor Rodríguez (3), Abel Serdio (4), Roberto Turrado (-), Nico López (1) -siete inicial- Diego Camino (8, 4p), Rubén Río (2), Roberto Pérez (1), Daniel Dujshebaev (-), Alfonso de la Rubia (1), César Pérez (p.s.), Sergi Grossi (-) y Miguel Camino (1).

 

DS AUTO GOMAS SINFÍN (25): Ernesto Sánchez (p.), Iván Amarelle (1), Jorge Prieto (1), Pablo Paredes (9), Óscar Río (-), José Manuel Herrero Lon (-), Íñigo Jorajuría (9, 5p) –siete inicial- Diego Muñiz (-), Nikolai Herrero (-), Alberto Pla (-), Cristian Postigo (-), Darius Makaria (p.s.), José Antonio Calderón (1) y Guillermo Ros (2).

 

PARCIALES: 2-3, 5-4, 8-5, 9-7, 11-9, 12-12 -descanso- 15-16, 16-17, 20-21, 20-24, 24-24 y 27-25.

 

ÁRBITROS: Carlos Javier Gude Prego y Juan José Gude Prego. Excluyeron a Nico López (7’), Iván Amarelle (15’), Jose Manuel Herrero (20’ y 52’), Dani Dujshebaev (28’), Diego Muñiz (35’ y 58’), José Antonio Calderón (40’ y 49’).

 

PABELLÓN: Pabellón Huerta del Rey (Valladolid). 2.032 espectadores. 

El Recoletas Atlético Valladolid sumó su tercera victoria consecutiva ante el DS Auto Gomas Sinfín (27-25) de forma agónica, en el último suspiro y tras un partido durísimo, emocionante y competido. El guardameta Javi Díaz se erigió de nuevo en protagonista final tras detener un 7 metros a 30 segundos del final, una parada que vale dos puntos y que selló un encuentro marcado por la igualdad.

 

Las defensas fueron muy superiores a los ataques y ambos se encontraron con un partido trabado, con pocos goles, con pocas opciones de correr y en el que cada gol costaba un mundo. Tras una primera parte dominada por el Atlético Valladolid, aunque con escaso margen, en la segunda fue el DS Auto Gomas Sinfín quien cogió las riendas, gracias a los goles de Pablo Paredes (8 goles) y el extremo Íñigo Jorajuría (9 goles).

 

El 20-24 a diez minutos del final fue el momento más crítico para los locales. Pero los vallisoletanos remontaron gracias al cambio de defensa a 5-1, los goles de 7 metros de Diego Camino, las dos superioridades que tuvieron y, sobre todo, por la última parada de Javi Díaz, al lanzamiento de 7 metros de Jorajuría, infalible hasta ese momento.

 

Lo cierto es que el Recoletas Atlético Valladolid salió a la pista con ganas de volver a reeditar un buen partido en defensa y portería, que tan bien le fue en las dos jornadas anteriores. Y de nuevo la defensa e incluso Javi Díaz tuvo momentos brillantes, durante muchos minutos controló el ataque del Sinfín y maniató a sus lanzadores. En el minuto 11 los vallisoletanos ya ganaban por tres goles (7-4) y parecía encarrilar el choque.

 

No fue así ya que el problema lo encontraron los gladiadores azules en el muro que también dispuso el equipo cántabro. Los vallisoletanos nunca estuvieron cómodos en ataque en estos primeros 30 minutos. Diego Camino no encontró los huecos, tampoco Rubén Río, Víctor Rodríguez o Dani Dujshebaev estuvieron finos en el lanzamiento exterior, tampoco fue el día de los extremos, ni Miguel Camino ni Viscovich anotaban con facilidad y no hubo muchas opciones a realizar demasiados contraataques.

 

Así el DS Auto Gomas Sinfín recuperó la desventaja e igualó el partido al borde del descanso (12-12), en un encuentro que ya se había convertido en una dura batalla de defensas.

 

Tras el paso por vestuarios, las defensas siguieron igual de duras, pero fue el Sinfín el que mejor se adaptó a la situación. Pablo Paredes cogió las riendas y anotó tres goles consecutivos. El marcador cambio de signo (15-16, minuto 35) y ni siquiera una superioridad del Recoletas evitó que el Sinfín se frenará y anotó el 17-19 en el minuto 40 para complicar mucho el triunfo a los locales.

 

Los goles de Pablo Paredes, la eficacia del extremo Íñigo Jorajuría y los errores ofensivos del Recoletas Atlético Valladolid mantuvieron al Sinfín con ventaja en el marcador (20-24, minuto 49), llegando a un momento clave del partido con la máxima diferencia a favor de los visitantes.

 

Nacho González cambió de estrategia y colocó un 5-1 en defensa y los suyos subieron la intensidad defensiva. Una nueva superioridad numérica facilitó la remontada con un 4-0 de parcial (24-24, minuto 54). Se llegó a los dos últimos minutos con empate (25-25) pero la exclusión de Diego Muñiz en el 58 dejaba el camino franco para el Recoletas.

 

Abel Serdio anotó el 26-25 y en la siguiente jugada se llegó a falta de 30 segundos para el final a un 7 metros a favor del Sinfín que detuvo Javi Díaz a Íñigo Jorajuría, que había anotado sin fallo otros 5 penaltis antes. Roberto Pérez puso la guinda con un nuevo gol y la victoria se quedó en Huerta del Rey (27-25).

 

El entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, Nacho González, analizó así el choque: “Dos puntos muy importantes, en un partido luchado y trabajado. La claves estuvieron en que no fuimos capaces de defender a Pablo Paredes y el juego con su pivote hasta que pusimos una 5-1, después les costó más encontrar situaciones cómodos que estaban haciéndonos daño. Después recuperamos nuestra seña de identidad con defensa, portería y contraataque. Ha sido un partido de mucha guerra, y al final han sacado el partido los guerrilleros, como Roberto Pérez que ayudó mucho en la defensa de los últimos minutos”.

 

Javi ha estado impresionante en defensa, sobre todo, en los últimos minutos. Esa acción de la parada en el último minuto es importante, nos ayuda a ganar el partido. Él está bien cuando la defensa da un paso adelante en actividad e intensidad”, comentó. “Este equipo tiene recursos con la defensa 5-1 con Miguel y Gonzalo, que no estuvieron brillantes en la finalización pero sí en esa defensa como avanzados”, apuntó el entrenador.

 

“Son dos puntos importantes, tras una semana con varios lesionados. La ausencia de Jorge Serrano nos ha obligado a cambiar la forma de jugar un poco, Rubén tampoco estaba al cien por cien”, dijo.

Noticias relacionadas