El Atlético Valladolid más líder gracias a la victoria ante el segundo de la tablea, el Bidasoa

El equipo vallisoletano derrota a un rival directo en la lucha por el ascenso y logra su 13º triunfo consecutivo manteniendo así el primer puesto. 

Atlético Valladolid Recoletas (31): Javi Díaz (portero), Alfonso de la Rubia, Fernando Hernández (10), Gonzalo Viscovich (1), Nico López (3), Filip Kallman (3), Roberto Turrado (1) -siete inicial- Diego Camino (3), David Fernández (5), Sergi Grossi, Roberto Pérez, Daniel Pérez (1), Luisma Lorasque (3), José Ángel Delgado Ávila y César Pérez (portero).

 

Bidasoa Irún (27): Asier Zubiria (portero), Cristian Martínez (2), Adrián Crowley (8), Kauldi Odriozola (6), Iago Muiña (2), Gastón Mouriño (1), Jon Azkue (2) -siete inicial- Pedja Dejanovic (portero), Iñaki Cavero, Jon Vázquez (2), Markel Beltza (1), Julián Portero, Didac Villar (1), Veljko Davidovic, Nemanja Bezbradica.

 

Parciales cada 5 minutos: 2-2, 6-4, 10-7, 12-10, 12-12, 16-13 -descanso- 19-16, 22-17, 24-19, 26-21, 27-23 y 31-27

 

Árbitros: Sergio Francisco Gallardo y Francisco José Gallardo. Excluyeron a Julián Portero (10’), Cristian Martínez (16’, 42’), Sergi Grossi (19’), Filip Kallman (44’, 50’), Roberto Turrado (28’), David Fernández (53’) y Markel Beltza (58’). Roja directa a Iñaki Cavero (37’).

 

Pabellón: Pabellón Huerta del Rey (Valladolid) ante 2.800 espectadores

El Atlético Valladolid Recoletas logró una nueva victoria en un partido clave ante el Bidasoa Irún (31-27), segundo clasificado. Los vallisoletanos mantienen así el liderato de la División de Honor Plata gracias a su victoria 13 esta temporada, todas consecutivas.

 

El duelo entre los dos candidatos al ascenso no decepcionó a nadie y solo los detalles decantaron el choque a favor de los vallisoletanos. El Atlético Valladolid Recoletas cogió pronto una ligera ventaja de 4 goles que el Bidasoa pudo recuperar al borde del descanso. Sin embargo, otro empujón de los locales en el inicio de la segunda parte, les llevó a conseguir una renta de 4-5 goles que fue decisiva.

 

Ambos equipos salieron a la pista con muchas precauciones en defensa, pero fue el Atlético Valladolid el que cogió el mando en el marcador en los primeros compases. Fueron buenos minutos de los lanzadores locales, David Fernández y Filip Kallman, muy acertados e incisivos. También destacó el central Diego Camino, un fijo de los vallisoletanos en todo el partido y fundamental en muchos momentos clave. El Atlético Valladolid cogió una ventaja de tres goles (5-2, minuto 8) que mantuvo durante muchos minutos.

 

El Bidasoa Irún se mantuvo firme a pesar del empujón inicial local gracias a los tantos de Adrian Crowley, Kauldi Odriozola y Cristian Martínez. El partido fue endureciéndose en defensa y llegaron las primeras exclusiones, con escaso beneficio para ninguno de los dos equipos. Javi Díaz, en la portería mantuvo

 

La máxima diferencia de los vallisoletanos llego en el minuto15, 4 goles (10-6). Pero fue a partir de ese instante cuando Bidasoa Irún comenzó a estar mucho más acertado en ataque. Del 10-6 se pasó a un 12-13 (minuto 25) que obligó a Nacho González a pedir un tiempo muerto.

 

La reacción vallisoletana fue contundente con un 4-0 de parcial. Dos robos de balón providenciales de Diego Camino que culminaron en contraataque y gol, más dos tantos de Fernando Hernández y Dani Pérez permitieron al Atlético Valladolid Recoletas marcharse al vestuario con un 16-13 a su favor.

 

En el inicio de la segunda parte, el Bidasoa Irún salió más concentrado y en apenas dos minutos se puso a uno (17-16). Pero un durísimo golpe de Iñaki Cavero sobre Dani Pérez le llevó a la grada expulsado por los árbitros. Fue un momento clave que coincidió con un parcial de 4-0 a favor del Atlético Valladolid, incluyendo un 7 metros detenido por César Pérez, que le permitió alcanzar su máxima ventaja hasta el momento (21-16, minuto 38) y recuperar el control del choque de nuevo.

 

Ayudado por su defensa, muy dura en  el Atlético Valladolid amplió aún más su renta hasta los 6 goles (23-17, minuto 41) en un momento clave en el que Bidasoa Irún parecía aturdido. La segunda exclusión a Cristian Martínez y otra de Filip Kallman mostraban la dureza con la que ambas defensas se emplearon en este final de encuentro.

 

Sin embargo, el Atlético Valladolid mantuvo su ventaja con buenas acciones defensivas y goles cada vez más difíciles de conseguir. César Pérez detuvo otra 7 metros a Jon Azkue y los locales siguieron ganando con cierta tranquilidad (26-21, minuto 51).

 

Dos exclusiones seguidas de Filip Kallman y David Fernández, dieron aire al Bidasoa, que se acercó a tres (26-23) a falta de cinco minutos para el final. Bidasoa empujó hasta el final e incluso se acercó a dos goles (28-26). Pero Fernando anotó un 7 metros definitivo que dejó el triunfo final en Huerta del Rey.