El Atlético Valladolid consigue su primer triunfo en Asobal ante el Huesca (28-23)

Un partido igualado y tenso que se resolvió en los minutos finales, cuando los vallisoletanos apretaron en defensa, minimizaron errores y estuvieron muy brillantes en ataque

Atlético Valladolid (28): Javi Díaz (Portero), Diego Camino (4), Fernando Hernández (9), Abel Serdio (2), Rubén Río (2), Gonzalo Viscovich (1), Daniel Dujshebaev (3) -siete inicial- Víctor Rodríguez (2), Miguel Camino (4), César Pérez (portero), Alfonso de la Rubia (-), Roberto Pérez (-), Roberto Turrado (-), Jorge Serrano (-), Luisma Lorasque (1), Nico López (-).

 

Bada Huesca (23): Jorge Gómez (portero), Alberto Val (2), Enrique Camas (3), Henrique Teixeira (3), Marco Mira (-), Eloy Félez (1), Alex Marcelo (2) -siete inicial- Daniel Arguillas (portero), Mikel Muguerza (-), Gonzalo Carró (2), Diógenes Cruz ‘Dijá’ (5), Javier Ariño (3)

Gerard Carmona (-), Oier García (1), Nicolás Bonanno (1), Jorge Garzo (-).

 

Parciales cada 5 minutos: 2-2, 4-4, 6-7, 9-9, 10-12, 13-14 -descanso- 15-16, 17-18, 21-19, 24-20, 26-21, 28-23

 

Árbitros: Jesús Álvarez y José Carlos Friera. Excluyeron a Nicolás Bonnano (22’), Víctor Rodríguez (25’, 55’), Diogenes Cruz (29’), Alberto Val (36’)

 

Pabellón: Pabellón Huerta del Rey (Valladolid) ante 1.711 espectadores.

El Atlético Valladolid consiguió su primer triunfo en la Liga Asobal, tras imponerse al Bada Huesca (28-23) en Huerta del Rey. Un encuentro no exento de tensión e igualdad que se resolvió en la recta final cuando el equipo local se escapó con 5 goles de ventaja en una brillante fase que apenas duró 10 minutos.

 

Fueron determinantes Diego Camino y Javi Díaz, que se echaron a la espalda a su equipo en ataque y en la portería. También estuvo a gran nivel el veterano Fernando Hernández, autor de 9 goles. Un triunfo histórico para el equipo vallisoletano que logra su primer triunfo en la máxima categoría.

 

El choque comenzó con un Valladolid más centrado en defensa y un gran Javi Díaz bajo palos. Así los locales comenzaron mandando (5-4, minuto 10). Pero varios errores de los vallisoletanos en pérdidas y lanzamientos permitieron al Bada Huesca recuperar la iniciativa (5-7, minuto 14).

 

El conjunto de Nacho González volvió a mejorar, sobre todo en defensa y endosó un parcial de 4-0 (9-7, minuto 18) que se quedó en nada cuando los visitantes devolvieron la moneda con otro parcial similar de 0-4 (9-11, minuto 24). El choque entró en la recta final de la primera parte con varias exclusiones que cambiaron el ritmo a los visitantes, pero que aguantaron con ventaja hasta el descanso (13-14).

 

El Atlético Valladolid desperdició dos superioridades casi seguidas en el inicio del segundo tiempo. El partido siguió en manos de Bada Huesca (17-18, minuto 37). A los locales les costaba un mundo anotar mientras que los de José Francisco Nolasco marcaban con facilidad.

 

En un arreón local propiciado por las paradas de Javi Díaz, dos goles seguidos de Dani Dujshebaev y un par de robos con contraataques que terminaron en gol, el marcador se dio la vuelta (20-18, minuto 41) y el partido entró en otra dinámica.

 

Entró en juego entonces Diego Camino. El central se echó al Atlético Valladolid a sus espaldas, estuvo más incisivo y directo, y con sus pases y goles rompió la defensa del Bada Huesca una y otra vez. Le ayudaron Javi Díaz, excepcional en esa fase del choque, y los goles de Luisma Lorasque, Fernando Hernández y Miguel Camino. Un parcial de 4-0 parecía romper el partido (25-20, minuto 51).

 

Los cinco goles de colchón fueron suficientes aunque la tensión continuó unos minutos, hasta que Turrado robó un balón que terminó en contraataque y gol de Miguel Camino. Un tanto que dejaba cerrado el partido (27-21, minuto 56), a cuatro minutos del final.

 

El entrenador del Atlético Valladolid, Nacho González, analizó así el encuentro: “Muy contento por los puntos, lo necesitábamos sobre todo por lo anímico, por quitarnos los nervios y la tensión. Las claves han sido minimizar nuestras pérdidas en la segunda parte, tuvimos muchas en la primera que daban opciones de contraataques al rival. Hemos intentando finalizar todas las acciones y en defensa estuvimos mejor. Podemos ganar pero hay que estar al máximo los 60 minutos”.

 

“Lo cierto es que hay que mejorar mucho en las pérdidas y en las opciones claras de 6 metros que fallamos. Hoy hemos sabido gestionar mejor los minutos finales, con menos pérdidas, jugando mejor las exclusiones y finalizando las jugadas”, comentó el entrenador.