El Atlético Valladolid cae ante el Frigoríficos Morrazo en la final del Trofeo Concello de O Rosal

FOTO: www.infomiño.com

El conjunto vallisoletano dominó la primera parte, dejando buenas sensaciones, pero no aguantó el ritmo de su rival en los minutos finales (25-21).


 

El Atlético Valladolid no pudo conseguir el triunfo final en el XVIII Trofeo Concello de O Rosal (Pontevedra) tras caer derrotado en la final al Frigoríficos Morrazo por 25-21. El conjunto vallisoletano cayó por segunda vez esta pretemporada ante un rival de Liga Asobal pero continúa su trabajo para llegar al mejor nivel posible a su próximo debut en la máxima categoría del balonmano nacional.

 

Los vallisoletanos pagaron el cansancio acumulado de una dura semana de preparación y de un choque durísimo ante un exigente rival. Además el desorden de la segunda parte y varias exclusiones fueron pequeñas grietas que el Frigoríficos Morrazo aprovechó para dar la vuelta al marcador tras el descanso y llegar a los minutos finales con una ventaja suficiente para ganar.

 

A pesar de la derrota, los de Nacho González llegan al tramo final de su preparación con buenas sensaciones. El próximo rival será el MMT Seguros Zamora, equipo de División de Honor Plata, al que se medirá el sábado 3 de septiembre en Zamora.

 

El conjunto vallisoletano comenzó dominando el marcador desde el inicio, aunque sus ventajas fueron mínimas (4-6, minuto 10). Los gladiadores azules jugaron bien, sobre todo en defensa, manteniendo a raya al Frigoríficos Morrazo. En ataque también sufrieron mucho, pero gracias a su defensa, el Recoletas pudo correr en muchas ocasiones y generar peligro. Así, al descanso se llegó con tres goles de diferencia para los vallisoletanos (10-13).

 

Sin embargo, el conjunto gallego, dirigido por Víctor García ‘Pillo’, dio la vuelta al marcador en el comienzo de la segunda parte (16-15, minuto 40). El Atlético Valladolid pagó un mayor desorden en su juego, además del cansancio y dos exclusiones seguidas de Camino y Viscovich en el minuto 37.

 

A pesar de todo los vallisoletanos lograron de nuevo ponerse por delante (18-19, minuto 50). Los de Cangas mantuvieron un alto nivel de juego en los minutos finales, gracias a David García (máximo anotador del choque con 8 goles) y Alen Muratovic. Y el cansancio del Valladolid no ayudó en estos momentos decisivos. Así se llegó a los últimos 5 minutos (21-20) pero los gallegos estuvieron más acertados y se llevaron el triunfo (25-21) y el título del trofeo.