El Atlético Tordesillas se lleva el Trofeo Diputación en la tanda de penaltis

La plantilla del Atlético Tordesillas, equipo que ha ganado el Trofeo Diputación.

El conjunto rojiblanco se impone al filial del Real Valladolid tras empatar el partido (2-2). 


 

REAL VALLADOLID B (2): Sergio; Juan, Rubén, Mario Gómez, Prados (Mario Robles, 46'); Conejo (Corral, 72'), Mito (Marí, 72'), Maxi, Miguel (Mayoral, 53'); Sinisterra, Iván Martín (Higinio, 64'). No jugaron: Chanza y Dani

 

ATLÉTICO TORDESILLAS (2): Quique Monje (Farolo, 46'); Jony, Rafa (Juanmi, 65'), Viti, Abra; Héctor Vega, Alber, Ruiz, Quique Morales (Adri 16'), Tiri; Adalia (Iván Minguela, 30' (Oli, 55')). No jugaron: Raúl Piñeles y Cris.

 

Árbitro: De la Fuente Ramos (CyL). Amonestó a Mario Gómez (66') y Mayoral (91') por parte del Valladolid B y a Abra (83') y Juanmi (87') por parte del Tordesillas.

 

Goles: 1-0 (8'); Sinisterra. 1-1 (15'); Mario Gómez (p.p.) 2-1 (60'); Mayoral. 2-2 (92'+); Ruiz.
 

El Atlético Tordesillas se ha proclamado campeón del XXIII Trofeo Diputación de Valladolid tras imponerse en los penaltis al Valladolid B (3-5). El filial blanquivioleta se adelantó por dos veces en el encuentro con tantos de Sinisterra y Mayoral, pero un gol en propia puerta y otro de Ruiz en el último suspiro igualaron el encuentro y forzaron los lanzamientos desde el punto de penalti.

 

El inicio fue equilibrado, pero fueron los de Rubén Albés los que se adelantaron a los 8 minutos con un gol de chilena de Sinisterra. Espectacular el remate del colombiano en la que fue la primera llegada con peligro del partido. El tanto no afectó al Tordesillas, que conseguiría empatar pasado el primer cuarto de hora gracias a un gol en propia puerta de Mario Gómez tras un remate de Tiri.

 

El 1-1 y el calor reinante sobre el césped de Mojados durmieron el encuentro, que se desarrollaba lejos de las áreas la mayor parte del tiempo. Solo un remate al larguero de Iván Martín consiguió despertar al público antes de que el cronómetro se detuviera para que los jugadores se hidratasen. Quedaban 15 minutos para el descanso, pero la primera parte no dio para más.

 

Tras la reanudación, Iván Martín amenazó de nuevo la portería tordesillana, defendida en esta segunda mitad por Farolo, que consiguió despejar el balón a córner tras varios rechaces. Tuvo que ser Mayoral, nada más saltar al campo, el encargado de subir el segundo al marcador. El delantero, que debutó en Segunda División el sábado, se acomodó el balón en el área y lanzó un derechazo que se coló por toda la escuadra. Difícil elegir cuál de los dos goles conseguidos por el filial blanquivioleta fue más bonito.


Inmediatamente después, Alber pudo lograr el empate para el Tordesillas, pero su disparo se marchó alto. Los de Turiel lo intentaban, pero a medida que pasaban los minutos les costaba más acercarse a la meta defendida por Sergio. De hecho, durante muchos minutos estuvo más cerca el tercer tanto blanquivioleta, que aprovechaba la velocidad de Sinisterra para lanzar rápidos contraataques. En uno de ellos, el colombiano se plantó delante Roberto, aunque no acertó a batirle.


Parecía que el trofeo iba a viajar a las oficinas del José Zorrilla, pero en la última jugada del encuentro todo cambiaría. Una falta en la frontal del área, transformada por Ruiz, forzaba los penaltis y hacía justicia en el marcador a lo que fue un partido tremendamente igualado. El sábado, el Promesas había conseguido salvar un punto en Coruxo en la última jugada; este miércoles, la
moneda cayó del lado contrario y sonrío al Tordesillas, que se llevó el trofeo tras anotar los cinco penaltis de la tanda.


El tordesillano Viti fue elegido mejor jugador del torneo, mientras que el premio al máximo goleador recayó en el delantero blanquivioleta Iván Martín.