El Atlético Tordesillas se achicharra ante el Cristo Atlético

Los rojiblancos caen derrotados por la mínima en un partido donde el protagonista principal fue el calor que hacía en Las Salinas. 


 

At. Tordesillas: Farolo, Joni (Rafa, min.53), Abraham, Viti, Lamas, Alberto, Ruiz (Juanmi, min.73), Héctor, Oli, Kike Morales y Tiri (Mato, min.60).

 

Cristo Atlético: Alberto, Dani Burgos, Isma, Garci, Marcos, Vity (Cuenca, min. 88), Abrio (Blanco, min.27), Javi Bueno, Pelayo, Will y Aitor (Camilo, min.66).

 

Goles: 0-1 Camilo, min.73.

 

Árbitro:  Holgueras Castellanos (Segoviano). Amonestó por parte local a Abraham y Juanmi; por parte visitante vieron cartulina Dani Burgos, Marcos, Vity, Blanco y expulsó por doble amarilla a Will.

 

Incidencias: Partido correspondiente a la tercera jornada en el Grupo VIII de Tercera disputado en Las Salinas ante unos 250 espectadores.

Madrugón, calor y derrota. Así se podría resumir el partido del Atlético Tordesillas en el que ha caído vencido por el Cristo Atlético con el gol de Camilo en la segunda parte y en el que el calor ha sido testigo principal del acto.

 

Nunca después de una derrota valen excusas que no sean exclusivamente del juego demostrado sobre el terreno, pero hoy se podría decir que el horario, el cual no era el habitual para ninguno de los dos equipos y el calor axfisiante que ha hecho durante todo partido, han tenido gran influencia en el devenir del encuentro, más bien soso en juego y escaso en ocasiones por los dos bandos.

 

Un partido que empezaba con susto para los locales. Kike Morales caía al suelo en la primera jugada provocado por un balonazo en el pecho que le dejó sin respiración y algo mareado, pero que pudo continuar sobre el terreno de juego. El Cristo tuvo la primera ocasión clara, pero el cabezazo de Javi Bueno se fue alto de la portería de Farolo.

 

Una primera parte llena de imprecisiones por parte de ambos bandos, que no conseguían crear juego en el centro del campo y no generaban peligro. El Torde tuvo una gran ocasión tras una gran contra llevada a la perfección por Kike Morales y Tiri, pero que no llegaron a culminar bien. La más clara la tuvo el Cristo poco antes del descanso. Garci falló incomprensiblemente en el mano a mano ante Farolo tras un gran pase al hueco.

 

La segunda mitad también iba a empezar con otro susto esta vez en forma de lesión. La disputa por un balón dejaba en el suelo a Joni y Javi Bueno, con la mala suerte de que el lateral de los rojiblancos se tenía que retirar lesionado con molestias en la rodilla. Una segunda parte en la que el Torde no se encontró agusto en ningún momento, en gran medida por el juego brusco de los jugadores morados y un colegiado que puso el listón de las cartulinas muy alto desde el primer minuto.

 

Turiel retocó el esquema metiendo a Mato desde el banquillo y colocándolo en la punta de ataque trasladando a Oli al costado derecho. El cambio tuvo su efecto por momentos hasta el final, pero sin premio. El propio Mato disparó alto por encima de la portería de Alberto tras una gran jugada de Abraham por banda izquierda. Alberto lo intentó, pero su centro chut se fue desviado.

 

Cuando parecía que el Torde se acercaba a la porteria rival con más ganas, llegó el gol de los palentinos. Camilo, que acababa de saltar al terreno de juego, aprovechó a la perfección el pase de Vity para definir con el exterior de la bota colocando el balón en la escuadra imposible para Farolo.

 

A partir de ahí los rojiblancos buscaron el empate a pesar de que los morados paraban su juego con numerosas faltas. Will fue expulsado a falta de diez minutos para el final tras hacer una fuerte entrada a Juanmi. La expulsión animó a los locales a tirarse al ataque con todo, incluso Lamas se colocó de delantero centro para buscar peinar balones con la cabeza en busca de segundas jugadas o a balón parado, y tuvo su oportunidad tras un gran centro de Mato que remató de cabeza, pero que acabó finalmente en saque de esquina.

 

Finalmente el gol no llegó y así el Atlético Tordesillas cayó derrotado por primera vez en la temporada, además en casa, donde debe hacerse fuerte como lo hizo la temporada pasada siendo uno de los mejores locales del Grupo VIII. La próxima semana visitará el campo del Atlético Bembibre el sabado a las seis de la tarde.