El Atlético se merienda al Barça

Griezmann, héroe con sus dos goles

Los de Simeone, con doblete de Griezmann, remontan.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

ATLÉTICO MADRID: Oblak; Juanfran, Godín, Lucas, Filipe; Gabi, Augusto (Savic, min.92), Saúl, Koke; Carrasco (Thomas, min.74) y Griezmann (Correa, min.90).

 

FC BARCELONA: Ter Stegen; Alves (Sergi Roberto, min.63), Piqué, Mascherano, Alba; Busquets, Rakitic (Arda Turan, min.63), Iniesta; Messi, Neymar y Suárez.

 

GOLES

   1 - 0, min.36, Griezmann.

   2 - 0, min.88, Griezmann (penalti).

 

ÁRBITRO: Nicola Rizzoli (ITA). Amonestó a Gabi (min.68), Godín (min.85) , Correa (min.90) y Koke (min.92) por parte del Atlético. Y a Suárez (min.70), Neymar (min.77), Iniesta (min.87) y Turan (min.91) en el Barcelona.

 

ESTADIO: Vicente Calderón.

El Atlético de Madrid se impuso (2-0) este miércoles al FC Barcelona para alcanzar las semifinales de la Liga de Campeones a costa del vigente campeón, un cuadro culé que sufrió el estado de letargo del tridente y las dudas en su juego desde el 'clásico', inoperante salvo un arreón tardío ante un Atleti entregado a la causa continental y que volteó la eliminatoria al calor del Vicente Calderón y los goles de Griezmann.

 

Como hace dos años, el Barça hincó la rodilla en el Manzanares, también en cuartos y casi también con un 1-0. En esta ocasión la caída culé conlleva el fin del sueño y objetivo primordial esta temporada de revalidar la 'Champions'. La maldición del campeón europeo siguió su curso una temporada más, pero los de Luis Enrique se quedaron cortos para impedirlo. El Atleti, la máquina del 'Cholo', exigía mucho más.

 

El juego estancado del Barça, desde la mala imagen de la derrota ante el Real Madrid, fue un caramelo para los de Diego Pablo Simeone. Cinco partidos sin marcar de Messi, más de un mes de Neymar, el cuadro culé demostró la dependencia de su tridente. Sin la 'MSN' al rescate, el conjunto de 'Lucho' cayó en el fútbol 'vulgar' con el que ve peligrar la liga y se despide ahora de Europa.

 

Tras el 2-1 en la ida, el Barça especuló en la primera mitad, más por la falta de convicción que por otra cosa, y en la segunda, tras irse al descanso eliminado por el tanto de Griezmann, terminó encerrando a su rival. Un Atleti experto en dejar su portería a cero, hambriento de 'Champions' y de revancha tras lo ocurrido en el Camp Nou, no falló. La protesta arbitral quedó más en la grada, los de Simeone se encargaron de eliminar al campeón y de paso avisar al reinado liguero.

 

Las dudas actuales del Barça hicieron más que nunca de la posesión un mecanismo de defensa, pero nunca fue de ataque. No buscó la portería de Oblak el cuadro visitante, sólo trató de minimizar daños ante un Atleti con el cuchillo entre los dientes. Le funcionó a los de Luis Enrique hasta que Alba despejó a zona peligrosa un balón, lo agarró Saúl y con el exterior se la puso en la cabeza a Griezmann, a diez minutos del descanso.

 

Antes, aunque sin afán ofensivo, la posesión y el resbalón fueron la compañía de los azulgrana. El Atleti ganó cada balón aéreo, se acercó con tiros de Gabi, Carrasco y el propio 'Principito', pero sobre todo estuvo al ritmo e intensidad que reclamaba la cita. Estar metido le permitió castigar a su rival en el minuto 36, dando la vuelta a la eliminatoria. El Barça, obligado a arriesgar, aunque no las tuviera todas consigo, apeló a la 'MSN'.

 

El tridente culé volvió a pasar desapercibido, con el asterisco para Suárez por sus goles en la ida y una carrera defensiva de Messi en una primera mitad para olvidar. El paso al frente necesario en los culé, para no despedirse de la defensa del título, comenzó con dos ocasiones claras del Atleti para poner el segundo. En especial, un cabezazo de Saúl al larguero y una contra del goleador de la noche. A partir de ahí, los de Simeone pusieron en práctica su solidez defensiva.

 

La última media hora sí apretó el Barça, El técnico visitante sacó del campo Alves y atacó con todo, dando entrada a Turan y Sergi Roberto. En la pelea el cuadro local se movió como pez en el agua, a pesar de que Suárez se guisó una buena opción que mandó a las manos de Oblak. El uruguayo estuvo también cerca de pescar en río revuelto a escasos minutos del final. El estado de ánimo, tan vital para los sabios del fútbol, hizo el resto.

 

El Atleti galopó a 'semis' sentenciando de penalti en una contra que cortó Iniesta con la mano y rubricó Griezmann. El Barça tuvo en las botas de Messi la prórroga, en una falta en el pico del área que no quiso entrar. La ola rojiblanca se comió a un Barça que se queda fuera de los cuatro mejores de nuevo ante el Atleti. Simeone, como ante el 'Tata' Martino hace dos años, ganó a Luis Enrique el partido importante.